El Ayuntamiento de Cuenca va a recurrir judicialmente la devolución de 15.670 euros reclamada por el Instituto de la Mujer dependiente del gobierno regional de García Page por haber pagado las retribuciones durante la baja por enfermedad de dos trabajadoras del Centro de la Mujer de Cuenca, una de ellas muy grave.

El Ayuntamiento de Cuenca recurrirá judicialmente la reclamación de 15.670 euros que le hace el gobierno de García Page
El concejal de Atención a las Personas e Igualdad, José María Martínez reprocha la nula sensibilidad y solidaridad de Page con las dos trabajadoras y la perversidad de los convenios de la Junta

El concejal de Atención a las Personas e Igualdad, José María Martínez ha denunciado la perversidad del sistema de convenios de García Page, explicado que “el Ayuntamiento tiene que prestar una competencia que por Ley es de la Junta de Comunidades y que no financia los costes reales del servicio, como los medios e infraestructuras municipales y que, además, se desentiende de este tipo de incidencias, como son las bajas por enfermedad”.

El concejal ha criticado el proceder del gobierno de Page en lo que considera una falta de respeto hacia los derechos laborales de las mujeres, “la única institución que ha demostrado sensibilidad y solidaridad con estas dos trabajadoras ha sido el Ayuntamiento”. Durante la baja de las dos profesionales, el Centro de la Mujer ha funcionado correctamente destinando la subvención a su fin y ha asegurado que “el Ayuntamiento si defiende los derechos de la mujer y la igualdad real, esto no se demuestra con discursos sino con hechos”.

Martínez ha asegurado que “a estas alturas del año, mayo de 2017, el Gobierno de Page sigue sin conveniar con Cuenca la ayuda a domicilio de las personas dependientes y están paralizadas las acciones de inclusión social, muestra de la incompetencia y falta de sensibilidad de los responsables regionales con las personas y colectivos más necesitados. Unas competencias de la Junta de Comunidades que suponen más de un millón de euros y que están siendo prestadas y financiadas en precario por el Ayuntamiento”.