ParejaSonó bien fuerte en el cielo, sobre el Lago, el chupinazo que daba paso a lo más granado de las fiestas que Pareja celebra en honor a su patrona, la Virgen de los Remedios.

Después de que terminara la novena, en la víspera del día grande, la Señora, engalanada y vestida por los fieles y cubierta de flores, salía en procesión por la puerta norte de la Iglesia de la Asunción. El repertorio más solemne de la charanga ‘La Alegría Alcarreña’ precedió su paso por las calles de la Iglesia, Plaza de la Constitución, Avenida de Calvo Sotelo y Plaza del Palacio, para regresar al templo, por la de San Julián.

Al filo de las ocho y media de la tarde, las ganas de fiesta de los parejanos se trasladaban al paseo de la piscina, donde se concentraban las carrozas y los disfraces de las veinticuatro peñas que hay en la villa alcarreña y en donde tomaba la palabra el alcalde de Pareja, Javier del Río.  El regidor se encargó también de introducir al pregonero, el atleta paralímpico Dani Molina, a quien calificó de “ejemplo a seguir, por sus valores, por su constancia, y por su lucha contra la adversidad”. Además, y después de agradecer la presencia institucional, Del Río deseó a todos los parejanos unas fiestas magníficas, llenas de respeto y de ilusión, “la misma con la que las hemos preparado durante meses desde el Ayuntamiento”.Pregonero fiestas de Pareja

Por su parte, Dani Molina, que fue ovacionado incluso antes de comenzar a hablar, recordó que, con 22 años, sufrió un accidente de moto que casi le cuesta la vida. “Fue un golpe muy duro, pero en lugar de rendirme, decidí salir adelante y enfrentarme a mi nueva vida. Volví a hacer deporte, algo que tenía completamente olvidado, y gracias a él, conseguí superar todo aquello”, dijo. Después de vivir unos juegos paralímpicos y ser campeón del mundo de triatlón y de acuatlón, el pregonero reconoció que “el accidente cambió mi vida, pero para mejor, de manera que no cambiaría mi vida de ahora por la de antes. Mi vida es casi perfecta. Tengo todo lo que necesito, y además, me ha permitido estar hoy aquí dando este pregón”, dijo antes de gritar los correspondientes vivas a la virgen de los Remedios y a Pareja.

A continuación, fueron presentadas las majas infantiles y juveniles del año 2016, y reconocidas las de 2015. Las recién proclamadas acompañaran a la corporación municipal en todos los actos de las fiestas. Por último, desde la azotea del Ayuntamiento, volaba al aire el chupinazo, que iluminaba el ya anochecido cielo parejano. A partir de las diez y media tenía lugar el ya habitual concurso de cócteles en el que participaron nueve peñas. Acompañando a la corporación municipal y a los parejanos, estuvieron la senadora Ana González y la diputada provincial Lucía Enjuto, entre otras personalidades.