Atienza y Pastrana se incorporan a la red de los pueblos más bonitos de España
Atienza.

La Asociación Los Pueblos más Bonitos de España acaba de anunciar sus incorporaciones para el año 2020. Quince bellos municipios que se suman a esta asociación que, a partir del 1 de enero, pasará a tener 94 localidades. Entre ellos, se encuentran Atienza y Pastrana ambos en Guadalajara, que se suman a Hita y Valverde de los Arroyos en esta misma provincia de Castilla-La Mancha.

Además de estas dos incorporaciones, forman parte de esta Asociación los municipios castellano-manchegos de Alcalá del Júcar en la provincia de Albacete, Almagro y Villanueva de los Infantes en Ciudad Real y los ya citados de Hita y Valverde de los Arroyos en Guadalajara.

Los pueblos que pasan a ser parte de la Asociación son Alcudia (Baleares), Atienza (Guadalajara), Betancuria (Fuerteventura), Castellar de la Frontera (Cádiz), Castrillo de los Polvazares (León), Culla (Castellón), Mogrovejo (Cantabria), Monteagudo de las Vicarías (Soria), Olivenza (Badajoz), Pastrana (Guadalajara), Pollença (Baleares), Ponte Maceira (Coruña), Robledillo de Gata (Cáceres), Teguise (Lanzarote) y Vinuesa (Soria).

Este anuncio se hizo durante la Asamblea Nacional de los Pueblos Más Bonitos de España, que tuvo lugar en el municipio zamorano Puebla de Sanabria los días 29 y 30 de noviembre. Este tipo de encuentros son de gran importancia para esta red de pueblos bonitos englobados bajo una marca única de calidad, pues se analizan iniciativas para fomentar el turismo rural en estos pequeños municipios, así como la importancia del patrimonio y el buen estado de conservación que los caracteriza.

A este importante acto acudieron representantes de los 79 pueblos que actualmente forman parte de la asociación, el presidente de la misma, Francisco MestreFrancisco José Requejo, presidente de la Diputación de Zamora y la jefa del Servicio Territorial de Cultura y Turismo de Zamora, María Pilar Alonso Viviano, en representación de la Consejería nacional de Cultura y Turismo.

Estos quince municipios han superado más de 40 criterios para poder formar parte de esta red, en aspectos tan importantes como el cuidado del patrimonio, la armonía del municipio, limpieza, conservación de las fachadas, circulación de vehículos, cuidado de flores y zonas verdes, la actividad cultural programada o la atención a las tradiciones, entre otros muchos.

Orgullosos

En palabras de Francisco Mestre, presidente de la asociación, “hoy es un día de orgullo y de felicidad para todo el conjunto de pueblos que forman parte de esta red, en el que damos la bienvenida a Atienza y Pastrana, que pasarán a ser parte de nuestra gran familia, bellos pueblos que han superado una rigurosa auditoría gracias al trabajo de generaciones de vecinos, que han cuidado y protegido el patrimonio cultural, arquitectónico y paisajístico heredado”.

“Todos los vecinos de estos pueblos trabajan hoy para dejar a sus hijos un pueblo bello y vivo, y estoy convencido que gracias al esfuerzo de todos, estos pequeños pueblos, seguirán siendo tratados con mimo por muchas generaciones futuras de habitantes“.

Para María Pilar Alonso Viviano, en representación de la Consejería de Cultura y Turismo, “el trabajo realizado por alcaldes, instituciones y vecinos permite que la riqueza cultural y patrimonial de estos bellos pueblos pueda ser disfrutada por visitantes que busca en estos municipios volver a sus orígenes”.

En palabras de Francisco José Requejo, presidente de la Diputación de Zamora, “quiero felicitar a los 15 nuevos pueblos que se incorporan hoy a la red y a los 79 municipios que en años anteriores han conseguido ser miembros e este gran club. Puebla de Sanabria ha albergado este encuentro durante los dos últimos días, mostrando a todos los rincones de España como la gran belleza de este municipio se ha protegido y aumentado durante generaciones, pero no podemos detenernos, y debemos seguir trabajando para un futuro próspero en el mundo rural”.

Sobre Atienza

Situada en la Serranía Norte de Guadalajara, Atienza es Conjunto Histórico Artístico de la provincia de Guadalajara, y cruce de rutas importantes de sus lares: la del Cid, la del Románico Rural y la del Quijote.

El Castillo, situado en la parte más alta del pueblo, es el monumento más representativo de Atienza. Utilizado por los celtíberos y luego por los árabes que construyeron una fuerte alcazaba, fue reformado por los cristianos tras la Reconquista. Durante la Edad Media cambió de manos numerosas veces entre los siglos IX y XI. Fue ocupado por Alfonso III, por Almanzor y por Sancho García, entre otros, para ser definitivamente tomado por Alfonso I de Aragón, Rey consorte de Castilla por su matrimonio con Urraca I. Es nombrado en El Cantar de Mío Cid, refiriéndose a él como “peña muy fuerte”.

Entre las obras religiosas el ábside del Monasterio de San Francisco, de estilo gótico,  lo único que queda tras el saqueo francés. San Bartolomé, levantada en el siglo XIII, tiene sobre su románico las reformas y ampliaciones del siglo XVI. Santa María del Val, San juan del Mercado, la iglesia de la Santísima Trinidad o Santa María del Rey, son otros de los múltiples ejemplos que encontraremos.

Una visita muy recomendable es el Museo de la Santísima Trinidad. En su interior se puede contemplar una magnífica exposición de arte religioso. Destacan la capilla de la Inmaculada Concepción, de estilo rococó ; el retablo mayor, decorado con lienzos de Matías de Torres; un curioso catafalco del siglo XVI; y dos espectaculares cristos: el Cristo del Perdón, de Luis Salvador Carmona, y el Cristo de los Cuatro Clavos, tardorrománico.

Sobre Pastrana

Situada en la Serranía Norte de Guadalajara, Atienza es Conjunto Histórico Artístico de la provincia de Guadalajara, y cruce de rutas importantes de sus lares: la del Cid, la del Románico Rural y la del Quijote.

El Castillo, situado en la parte más alta del pueblo, es el monumento más representativo de Atienza. Utilizado por los celtíberos y luego por los árabes que construyeron una fuerte alcazaba, fue reformado por los cristianos tras la Reconquista. Durante la Edad Media cambió de manos numerosas veces entre los siglos IX y XI. Fue ocupado por Alfonso III, por Almanzor y por Sancho García, entre otros, para ser definitivamente tomado por Alfonso I de Aragón, Rey consorte de Castilla por su matrimonio con Urraca I. Es nombrado en El Cantar de Mío Cid, refiriéndose a él como “peña muy fuerte”.

Entre las obras religiosas el ábside del Monasterio de San Francisco, de estilo gótico,  lo único que queda tras el saqueo francés. San Bartolomé, levantada en el siglo XIII, tiene sobre su románico las reformas y ampliaciones del siglo XVI. Santa María del Val, San juan del Mercado, la iglesia de la Santísima Trinidad o Santa María del Rey, son otros de los múltiples ejemplos que encontraremos.

Una visita muy recomendable es el Museo de la Santísima Trinidad. En su interior se puede contemplar una magnífica exposición de arte religioso. Destacan la capilla de la Inmaculada Concepción, de estilo rococó ; el retablo mayor, decorado con lienzos de Matías de Torres; un curioso catafalco del siglo XVI; y dos espectaculares cristos: el Cristo del Perdón, de Luis Salvador Carmona, y el Cristo de los Cuatro Clavos, tardorrománico.