La organización agraria ASAJA Cuenca ha impulsado una nueva sectorial que reforzará la defensa de los intereses del sector Porcino en la provincia de Cuenca y en el conjunto de la región.

ASAJA Cuenca impulsa una sectorial con ganaderos de porcino para reforzar la defensa de los intereses de este sector
Los ganaderos de porcino quieren garantías para asegurar el futuro de sus explotaciones

Integrada por granjeros y ganaderos de distintos puntos de la provincia y la comunidad castellano-manchega, la Sectorial del Porcino de ASAJA Cuenca nace con la finalidad de buscar soluciones a los problemas con los que se encuentran los ganaderos de porcino y reforzar la postura de un sector que genera empleo y oportunidades para los jóvenes que quieren permanecer en sus pueblos.

En su primera reunión, la Sectorial de Porcino de ASAJA Cuenca acordó como una de sus principales prioridades abordar el asunto de las ordenanzas municipales que están aprobando algunos ayuntamientos para limitar el desarrollo del porcino.

La Sectorial considera que  algunos ayuntamientos van más allá de sus competencias y están aprobando normativas muy restrictivas que perjudican gravemente los intereses de los granjeros que quieren apostar por esta actividad ganadera.

“Es perfectamente compatible una correcta gestión de los purines sin que para ello se tengan que implantar normativas abusivas”, indican desde la Sectorial.

Ante esta situación de lo que consideran una “indefensión” la Sectorial de Porcino de ASAJA Cuenca contará con asesoramiento legal especializado que analizará y alegará contra las normativas municipales que se es excedan en sus competencias.

La Sectorial abogará por la unión de los ganaderos de Porcino como clave para la defensa de sus intereses y espera que poco a poco se vayan sumando el mayor número posible.

Además los asistentes a la reunión coincidieron en la necesidad de dar a conocer cuestiones como las investigaciones que se están realizando en el tratamiento de los purines, la exigente normativa que hay que cumplir para desarrollar la actividad y que garantiza un escrupuloso respeto al medioambiente y la compatibilidad que existe con otras actividades económicas.

Los integrantes de la Sectorial son, en su mayoría, jóvenes granjeros que han visto en este sector una oportunidad para invertir y desarrollar su actividad sin necesidad de tener que abandonar sus pueblos.

Con el impulso de esta Sectorial en el seno de ASAJA Cuenca esperan poder defender una actividad que es “tan legítima y respetable como cualquier otra que cumpla la normativa vigente”.

Recuerdan además que en la provincia de Cuenca hay zonas de gran tradición ganadera de porcino y que las granjas han convivido desde hace décadas sin ningún tipo de problema.