La directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Araceli Martínez, ha subrayado que “la sensibilización es una de las líneas fundamentales para luchar contra la violencia de género” y que dicha sensibilización va en dos direcciones: por un lado, que las mujeres detecten los síntomas del maltrato y los denuncien y, por otra parte, “educando a los niños y niñas para construir una sociedad igualitaria y libre de violencia de género”.

 
Comparte esta noticia: