Alrededor de 300 personas se han dado cita este sábado en Yebra atraídas por la celebración de la II Ruta Solidaria cuya recaudación será destinada íntegramente para ayudar en el coste de la rehabilitación de dos niñas, Ana e Irene. De esta forma, tras el éxito de la primera edición a beneficio de Nipace, esta segunda ruta ha conseguido batir récord de participación gracias a la extraordinaria iniciativa en la que se han volcado cientos de personas entre participantes y voluntarios por una buena causa.

Las inscripciones, que incluían comida, almuerzo y recuerdo de la ruta, se abrieron a primera hora de la mañana para, después, partir hacia Almonacid de Zorita. La ruta finalizó de nuevo en Yebra donde todos los participantes compartieron una comida de hermandad a la que siguió un sorteo de regalos.

Durante la jornada solidaria estuvieron presentes el alcalde de Yebra, Juan Pedro Sánchez, miembros de la Corporación municipal y el director de cine y guionista Pedro Solís, galardonado con dos Premios Goya, quien también quiso apoyar la causa con su presencia.

El teniente de alcalde del Consistorio yebrano, Diego Barco, quiso agradecer la “magnífica respuesta” de los ruteros, la labor de todos los voluntarios de Protección Civil y agentes de la Guardia Civil que han velado por el buen desarrollo de la iniciativa, así como a todas las empresas colaboradoras de la zona y a Fundación Nipace. Del mismo modo, quiso tener una mención especial hacia Manuel Ramos, alma mater de la organización de esta ruta por la Alcarria “que se celebró por primera vez el año pasado y que este ha conseguido afianzar su vocación de continuidad”.

“Se trata de pasar un buen día, de conocer nuestros pueblos y, al mismo tiempo, contribuir a recaudar fondos que puedan ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes más lo necesitan”, ha finalizado Barco añadiendo que “es un honor para Yebra haber acogido un año más esta iniciativa solidaria”.