La diputada regional del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Claudia Alonso, ha denunciado el sectarismo ideológico del PSOE de Emiliano García- Page que, día tras día, vota en contra de la educación pública concertada en todas las mociones que se presentan en los Ayuntamientos.


 

 

La diputada ha explicado que “en las mociones se solicita a Page revertir la medida firmada con el grupo Podemos de congelación y reducción progresiva de la enseñanza concertada por contravenir el derecho Constitucional que todos los ciudadanos tienen a elegir el tipo de educación y centro que quieren para sus hijos”.

Alonso, ha explicado que “estamos asistiendo día tras día al ataque a la educación pública concertada de la región  por parte de PSOE y Podemos en Castilla-La Mancha, actualmente existen 127 centros concertados, 12 de ellos de educación especial que están viendo como peligra su existencia futura”.

PSOE y Podemos han puesto en peligro la situación de cerca de 55.000 alumnos de Castilla-La Mancha, por una sencilla razón, “Podemos ha ganado el pulso a Page y este le exige que no defienda a los colegios concertados de Castilla-La Mancha, sin respetar la libre elección de educación de los padres en la región como recoge la Constitución”.

Alonso, ha insistido en que “nuestra Constitución regula el derecho a la educación en su artículo 27, y lo hace dotándole de las mayores garantías, ya que el derecho a la educación es un derecho que se predica para todos y que llega, como en el caso de los menores, a convertirse en una obligación de prestación por parte del Estado cuyo cumplimiento se exige también a los padres. “Solo si se garantizan las prestaciones de estos derechos y se hace de forma gratuita, habrá una auténtica libertad de elección”, ha añadido.

En opinión de la diputada “a pesar de lo que digan Page y Podemos, lo  firmado por ambos, firmado está, y lo cierto es que quieren coartar la libertad de elección de centro escolar, así como también quieren privar a los ciudadanos de  la asistencia religiosa  en centros públicos de diversos ámbitos de la región”.

Para Claudia Alonso, “el sectarismo ideológico de Page se acrecienta aún más  tras haber registrado PSOE y Podemos una iniciativa parlamentaria por la que instan al Gobierno de España a suspender los acuerdos internacionales que obligan a las comunidades a financiar los servicios religiosos en el ámbito de los servicios públicos como la sanidad, la educación o el bienestar social”.