Este próximo fin de semana comienzan las fiestas que Almonacid de Zorita en honor de su patrona, la Virgen de la Luz. Este sábado, a partir de las diez de la mañana, tendrá lugar el VII Certamen de pintura al aire libre de Almonacid y, en el Casón de los Condes de Saceda, las XV jornadas taurinas que van a contar con la participación del director y presentador de uno de los programas temáticos con más solera de la televisión, como es ‘Tendido Cero’.

El domingo, día 4 de septiembre, comenzará con la competición de recorridos de caza, el partido, en este caso aún amistoso, de la temporada del flamante equipo juvenil del Atlético Almonacid de fútbol-sala y el entrañable homenaje que el pueblo le dedica a los matrimonios que cumplen sus bodas de oro, al que la Rondalla Villa de Almonacid le pondrá la banda sonora.Cabezudos y escobas en Almonacid de Zorita.

El día 7 tendrá lugar el el pregón de fiestas. Primero aparecerán en escena los cabezudos y sus escobas. El pregón propiamente dicho lo va a dar este año el vecino del pueblo, y escritor, Raúl Ballesteros para, posteriormente proceder a la ofrenda floral a la Virgen de la Luz y la tradicional salve a patrona del pueblo.

Y justo allí mismo, al pie de la ermita en la que mora la patrona del pueblo, los almorcileños esperarán los primeros pasos del desfile y concurso de carrozas. Cada año son las peñas de Almonacid quienes dan colorido y alegría al desfile, captando las miradas de los cientos de personas que se agolpan en las calles a su paso. “Para los almorcileños, el día 7 de septiembre significa cambiar la rutina por la alegría de las fiestas. Son días de grandes emociones y de sentimientos intensos y encontrados. Empieza lo más granado de nuestra fiesta, la diversión y se hace más patente que nunca el orgullo que sentimos los almorcileños por ser de donde somos”, valora Rosario Toledano, concejala de Festejos.

El 8 de septiembre es el día grande de las fiestas patronales y, como tal, en el que el pueblo le demuestra la máxima devoción por la Virgen de la Luz. A partir de las diez de la mañana, comenzarán los actos en honor de la patrona de la villa almorcileña. La Banda de Música de Pastrana se encargará de despertar musicalmente al pueblo. Después, a las 12:30, habrá Misa Mayor, donde la Rondalla interpretará su mejor repertorio para la Virgen. Es, sin duda, la más concurrida del año, a la que seguirá el aperitivo musical, verdadero punto de encuentro y de expresión de la alegría festiva de la villa. La procesión vespertina, brillante, recorre las principales calles de Almonacid.

El programa de fiestas reserva un día especial para los niños. Este año será el viernes, día 9 de septiembre. Además, habrá paella popular, que se degustará en el paraje especialmente habilitado para ello de El Prado. Por la noche, llegará otro de los momentos más esperados de las fiestas de Almonacid, como es el concurso-desfile de disfraces.

El sábado, día 10 de septiembre, comienzan los festejos taurinos con el encierro por las calles de la villa. Por la tarde, habrá suelta de vaquillas en la Plaza de Toros, en el concurso Gran Prix de peñas. El día 11 de septiembre, domingo, será el día grande de los toros, con la celebración del festival en el que los diestros Matías Tejela, César Jiménez y Curro Marquez y la mejor rejoneadora del momento, Ana Rita, lidiarán reses de Victoriano del Río.

El día 12, último de lo más granado de las fiestas, se cerrará con la caldereta, que se degusta igualmente en el paraje de El Prado. Como el fin de semana previo, el posterior a las fiestas también va a tener un marcado carácter cultural y tradicional. El viernes, día 16 de septiembre, se van a representar los sainetes ‘El rey Tiburcio busca novia’ y ‘La pluma del Rey’ por parte del grupo local de teatro José María Barrasa en el Casón de los Condes de Saceda. El sábado, último día de las fiestas de Almonacid, habrá misa, romería y procesión en honor de la Virgen de los Desamparados, en la que los fieles almorcileños  subirán hasta la Ermita de San Antón.

A lo largo de todas las fiestas, el apartado musical es protagonista, puesto que además de darle la importancia que se merece a la música tradicional, con la actuación de banda y rondalla, también destaca por la gran calidad de las orquestas que tocan en la Plaza del Coso y de las charangas, propiciando la sana alegría y diversión no sólo de los almorcileños, sino también de toda la comarca.