El senador del Partido Popular por la provincia de Cuenca, Carlos Algaba, ha reclamado hoy a los Gobiernos de Page y de Sánchez un compromiso firme e inequívoco para que los 145 millones de euros que estaban incluidos en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 para la construcción del ATC en Villar de Cañas -paralizado por el Ministerio de Transición Ecológica- se destinen íntegramente a la provincia de Cuenca.

Algaba pide a Page y a Sánchez un compromiso firme para que los 145 millones de euros del ATC se destinen íntegramente a la provincia de Cuenca
Lamenta que llevamos una legislatura con Page “del no al no a nuestra provincia, del cero al cero para Cuenca, del nada es nada en inversiones para los conquenses” pero, en contraposición, celebra que “tenemos a Núñez, que ha demostrado tan solo en unos meses su sí al sí a Cuenca y que apoya y defiende a nuestra tierra más de lo que ha hecho Page en tres años y medio”

“Pedimos a ambos dirigente socialistas que pongan nombre y apellido a las inversiones que van a realizar en nuestra provincia con estos millones de euros, que por derecho nos corresponden; proyectos que deben de ir encaminados a la creación de empleo, la fijación de población y la mejora de infraestructuras”, declaraba Algaba a la vez que ha recordado a Sánchez y a Page que queda poco tiempo para que finalice el año “y los conquenses nos merecemos esta inversión”.

En estos términos se ha pronunciado el senador por Cuenca en la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana en la sede del PP, donde ha asegurado que “Page tiene la oportunidad de demostrar con hechos, y no con palabras, que le importa nuestra provincia y que le importamos los conquenses, porque si deja perder este dinero para Cuenca, si deja que Sánchez utilice esos 145 millones de euros para pagar sus alquileres en Moncloa y sus favores políticos, nos estará demostrando que obvia totalmente a los conquenses”.

“Ya nos han demostrado los Gobiernos socialistas, el de Castilla-La Mancha y el de España, que ellos hacen prevalecer siempre sus intereses partidistas, políticos y electoralistas frente al interés general de los ciudadanos; como muestra su decisión de paralizar el ATC, un proyecto de Estado que inició el propio Partido Socialista”, recordaba el parlamentario del PP.

Asimismo, Algaba ha lamentado que llevamos una legislatura con gobiernos socialistas “del no al no a nuestra provincia, del cero al cero para Cuenca, del nada es nada en inversiones para los conquenses” pero, en contraposición, ha celebrado que “tenemos un presidente del Partido Popular en Castilla-La Mancha, Paco Núñez, que será el próximo presidente del Gobierno regional y que ha demostrado tan solo en unos meses su sí al sí a Cuenca y que apoya y defiende a nuestra tierra más de lo que ha hecho Page en tres años y medio”.

NÚÑEZ, UN PRESIDENTE COMPROMETIDO CON CASTILLA-LA MANCHA

En otro orden de asuntos, el senador del PP por Cuenca ha valorado la reunión que este jueves mantuvieron Paco Núñez y Emiliano García-Page en Fuensalida, destacando como el presidente del PP es “signo una Castilla-La Mancha de libertades, constitucional y democrática, y donde las políticas deberían ir dirigidas a garantizar el empleo, el desarrollo económico, la sanidad, la educación, los servicios sociales, la vivienda, etc., en definitiva, garantizar la igualdad de oportunidades”.

Según ha manifestado Algaba, “Núñez y el PP son la garantía del presente y del futuro de Castilla-La Mancha, porque en muy poco tiempo ha conseguido crear una gran agenda de trabajo, una ruta social y un foro de participación en permanente contacto y cercanía con los ciudadanos y con la sociedad civil; Núñez quieren hacer un contrato con los castellano manchegos, un pacto con los ciudadanos, frente a acuerdos con partidos radicales y perdedores como sucede actualmente con el PSOE y Podemos”.

Además, el parlamentario conquense ha explicado como Núñez trasladó a Page la preocupación del PP por la situación que está viviendo nuestra tierra en materias tan importantes como sanidad, educación, así como por las consecuencias de los pactos del PSOE y Podemos, tanto en Castilla-La Mancha como a nivel nacional. También, ha resaltado los tres principales acuerdos que Núñez ofreció a Page para mejorar de inmediato la vida de los castellano manchegos: el agua, el empleo y la financiación autonómica.

En materia hídrica, Núñez propuso a Page abrir una mesa de trabajo sobre Agua para mantener una postura común en defensa de los intereses de Castilla-La Mancha para lograr, así, que el agua deje de ser un arma arrojadiza y electoralista y que se convierta en una herramienta de futuro para la región.

En relación con la financiación autonómica, Núñez sugirió al PSOE negociar una posición común para reclamar una mayor financiación para Castilla-La Mancha y para los ayuntamientos, y que estos tengan una mayor capacidad de financiación para mejorar la prestación de servicios a los ciudadanos.

Sobre el acuerdo sobre empleo, Núñez apostó por articular mecanismos de trabajo para dialogar sobre el futuro del empleo en Castilla-La Mancha y llegar a un acuerdo para garantizar la empleabilidad de los castellano manchegos, “sobre todo en sectores tan importantes para Cuenca como el primario y el agroalimentario para afianza así la población y que sea más atractivo el medio rural”.