Ademar conquista un Sargal que apretó hasta el final
Foto: @BMCdadEncantada

Partido no es la palabra que define el encuentro entre manchegos y leoneses. Incluso partidazo se le queda corto. Desde la previa vemos a dos equipos que luchan por estar en la parte alta de la tabla, el Ademar ocupa la segunda posición de la tabla con 9 victorias y una única derrota, además viene de perder ante el Balatonfuredi de Hungría de visitante. En cambio, los conquenses jugaron este domingo ante el Alpla HC Hard de Austria en El Sargal cuando se vio un Liberbank que destrozó a su rival, sacando una diferencia de 16 goles.

La furia conquense conocía el nivel de dificultad del partido, es por eso que fueron más que nunca con ganas de gritar y animar a su equipo.

Los primeros compases del partido se pusieron cuesta arriba para los de Lidio Jiménez, aunque en la primera jugada del partido Natán Suárez marcó el primer gol para los suyos, una falta de Pablo Marrochi le supuso la roja directa al uruguayo, y una falta de Thiago Alves dejó al equipo vestido de gris con 2 jugadores menos en el partido. Los de Manolo Cadenas supieron aprovechar la situación colocándose tres goles arriba. En defensa también estuvo bien el Ademar, obligando al Ciudad Encantada a sin precisión. Por parte de estos últimos, se vio en los primeros minutos a un Leo Maciel a niveles extraordinarios con paradas que evitaron que los que vestían de azul se fueran en el marcador.

A pesar de esto, el equipo local pudo recomponerse del mal arranque de partido y se colocó uno abajo con una muy buena actuación del equipo en general, con su característico juego de contacto que muchos de los jugadores rivales y aficionados mostraron su desinterés al colegiado.

Estuvo muy activo la estrella de 22 años David Fernández en la posición de lateral derecho de cara a puerta, siendo el culpable de 4 de los 12 goles que su equipo marcó. En el otro lado del campo, los más acertados frente a la portería rival fueron Natán, Thiago (al que se le vio desgastado al principio) y Hugo López haciendo los tres dos goles.

Al llegar a la primera media hora de juego, el resultado era de 8-10 para los leoneses. Un marcador con pocos goles a lo que acostumbra el balonmano, pero con mucho contacto de parte de los locales en El Sargal.

El resto del partido se decidió en pequeños errores. Ambas escuadras dieron el máximo de si para conseguir los dos puntos que había en juego. El Liberbank Cuenca salió más enchufado que en la primera mitad, mas el Ademar no bajó la guardia. La diferencia no pasó de los tres goles para el cuadro maristas. La rivalidad entre estos dos equipos que buscan la clasificación a Copa Asobal le dio más emoción y tensión a la resolución del duelo. La segunda parte tuvo un nombre propio: Dino Slavic. El croata se dedicó a parar tiros desde la frontal, mano a mano los atacantes e, incluso, tiros desde los siete metros de Hugo López. Si no hubiera sido por él, al Ademar se le hubiera complicado la victoria.

La sentencia vino con una obra de arte del extremo Mario López a falta de menos de 30 segundo para el final que dejó una diferencia de dos goles para su equipo, muy difícil de remontar para los del Sargal por la escasez del tiempo. Aunque no se bajaron los brazos hasta el pitido final, la derrota del Ciudad Encantada terminó siendo una realidad.

Así, los conquenses pierden su tercer partido en liga y podrían perder la cuarta posición en caso que Bidasoa-Irun gane su partido ante el Puerto Sagunto. Los maristas, por su parte, se colocan en la segunda posición de la tabla, a solo dos puntos del liderazgo que tiene el equipo de la ciudad condal.

Parciales: 1-2, 2-5, 4-6, 5-8, 7-10, 8-10 (descanso), 10-12, 12-14, 15-17, 16-18, 18-21, 21-22 (final)

 

Por Nahuel Briscek

 
Comparte esta noticia: