El Diablo Mayor, Francisco, vistiéndose en su casa hace 45 años

El programa de TVE, “Raíces”, de Manuel Garrido, se detuvo en Almonacid del Marquesado hace 45 años. Fue en la Endiablada de 1975 y, en esos días, entrevistó y grabó la esencia de esta fiesta que resume, y de qué manera, Inocencio.

Vídeo de Inocencio

 

Siempre, en esto de la antropología, siempre hay un momento en el que te quedas a cuadros porque, de repente, se presentan imágenes similares que ya has visto en otros lugares. Y si no, visita por San Sebastián Malpica de Tajo, más allá de Toledo, y verás a los Morraches de esa guisa, con cencerros colgando de sus espaldas como aquí, los Diablos, en Almonacid del Marquesado, en la provincia de Cuenca. Y todo por el santo Patrón que, como en cada casa, tiene su origen. Su aparición en un punto entre el pueblo y Puebla de Almenara.

Vídeo. Aparición de la imagen

 

Luego, en la trastienda, te enteras de que el ciclo festivo se arropa con una serie de historias y personajes emparentados entre sí y que, por eso, gracias a las repoblaciones y a los movimientos migratorios, puedes ver similares trajes o el mismo gorro en lugares distantes como Almonacid, mañana día de la Candelaria, y el que llevan los danzantes en Valverde de los Arroyos, Guadalajara, en la Octava del Corpus. El traje consiste en una especie de mono confeccionado con telas de colores llamativos que, por detrás, a la altura de los riñones, no deja ver una especie de cojín que se ponen para amortiguar el golpeo de los enormes cencerros que cuelgan de sus espaldas sujetos con correajes. En una de sus manos llevan una especie de porra que, dicen, imita el báculo del Santo y, todos, bajo la dirección o mandato del Diablo Mayor.

Vídeo Diablo Mayor

Antes de comenzar la fiesta, es obligación del Diablo Mayor pedir permiso al alcalde para comenzar la fiesta. Desde ahí, irán por las calles del pueblo y, después, a pedir llevando la torta.

Vídeo petición al alcalde

 

Danzantes y Diablos se tropiezan en la plaza. Son muchos. Van a saltitos, levantando los brazos y haciendo sonar sus cencerros.

El ruido de los cencerros en el interior de la iglesia es ensordecedor mientras se van colocando ante la imagen del Santo en cuya carroza hay un enorme cencerro, una hucha y las tortas de mazapán.

Vídeo procesión.

 

La Endiablada de Almonacid del Marquesado. Camino de convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

 

 
Comparte esta noticia: