La diputada regional y portavoz de Bienestar Social del GPP, Cortes Valentín, ha asegurado que “la Consejería de Bienestar Social va de mal en peor por la caótica gestión del Gobierno socialista de la región y la vergonzosa falta de sensibilidad de Page”.

Valentín “La Consejería de Bienestar Social va de mal en peor por la caótica gestión y la falta de sensibilidad de Page”
Critica que, “mientras en Castilla-La Mancha se está dando esta situación tan complicada y desastrosa en el ámbito de los servicios sociales, la consejera viene a las Cortes a hablar únicamente del termalismo”

Según ha señalado Valentín, Aurelia Sánchez ha venido a las Cortes regionales a hablar de la “fachada” de la Consejería, ya que la materia sobre la que ha informado en la Comisión que se ha celebrado hoy ha sido el Plan de Termalismo Social en Castilla-La Mancha, dejando en el olvido otros asuntos de gran calado que gestiona este departamento.

“En realidad, esta Consejería se cae a trozos por la merma de la calidad de los servicios destinados a nuestros mayores y a las personas que necesitan más atención por parte de la Administración pública”, ha indicado Valentín, al tiempo que ha asegurado que, debido a esta situación, “el Gobierno de Page es antisocial e inhumano con los sectores más vulnerables de la sociedad”.

En este sentido, Valentín ha denunciado los impagos de Page a los trabajadores sociales, a los educadores, a los psicólogos, a los administrativos, a las auxiliares de ayuda a domicilio ni a los trabajadores de las residencias y de las viviendas tuteladas.

Asimismo, ha criticado que el servicio de ayuda a domicilio es un verdadero desastre que está generado números problemas a los ayuntamientos y a los usuarios.

Caos en la Dependencia

Además, “en las residencias de mayores los trabajadores se quejan de la falta de personal, el servicio de dependencia es un verdadero caos. De hecho, “La Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha ha asegurado que nunca han recibido un trato tan malo como ahora con el Gobierno de Page”, ha indicado.

La diputada del Grupo Parlamentario Popular ha recordado que en nuestra región hay 20.000 personas en el limbo de la dependencia, es decir, que tienen su derecho reconocido pero no están recibiendo ningún tipo de prestación o servicio. Por otra parte, ha señalado que se han perdido cerca de 4.000 prestaciones económicas, aunque Page prometió que iba a reactivar este tipo de ayudas.

“Mientras en Castilla-La Mancha se está dando esta situación tan complicada y desastrosa en el ámbito de los servicios sociales, la consejera viene a las Cortes a hablar únicamente del termalismo”, ha concluido.