Inmersos en el último tercio de la temporada en la Liga Asobal, el Quabit Guadalajara tratará de materializar sus opciones de clasificarse para la EHF Cup.

Último acelerón para el GuadalajaraEl Quabit Guadalajara está realizando la mejor temporada de toda su historia. A falta de pocas jornadas para el final de la Liga Asobal de balonmano, el equipo castellano espera poder cumplir con las apuestas deportivas de bet365 y acabar entre los cinco primeros clasificados.

Este curso está siendo especialmente bonito para los guadalajareños, que desde su llegada a la Primera División nunca habían estado luchando por entrar en Europa. El octavo puesto de la campaña 2013-2014 fue lo más cerca que han estado de pelear por estas primeras plazas.

Tan buenos están siendo sus resultados, que hasta fueron capaces de empatar ante el FC Barcelona (26-26), equipo que llegó a acumular hasta esa fecha 133 victorias consecutivas en la Liga Endesa. Un hecho histórico que mete al Quabit entre los clubes más laureados del balonmano español.

Sin embargo, la temporada no se queda ahí. Metidos de lleno en el último tercio de competición, el equipo de Guadalajara espera poder consumar su gran oportunidad consiguiendo los puntos necesarios para clasificarse por primera vez a la EHF Cup. Algo más lejos le empieza a quedar una Champions League en la que hubo momentos del curso en los que logró soñar con ella.

Como principales rivales por esas tres plazas de acceso a la competición europea están el BM Granollers, el Anaitasuna, el Huesca y el BM Ciudad Encantada. Entre estos cinco equipos parece que se disputarán acabar entre los puestos tercero y quinto de la clasificación de la Liga Endesa.

Más alejados marchan un FC Barcelona, que solo ha pinchado ante el Guadalajara, y el Ademar de León, otro de los históricos españoles. Los azulgranas prácticamente tienen atada ya una nueva liga, mientras que los leoneses tendrán que seguir en su buena línea de aquí al final si no quieren ver como se les escapa la Champions League.

Por tanto, ante tanta competitividad, parece que el Guadalajara tendrá que estar fino en las últimas jornadas de liga. Sus encuentros en el Polideportivo Municipal David de Santamaría podrían resultar claves para que los manchegos logren clasificarse para la EHF Cup, aunque también tendrán que puntuar fuera de casa si de verdad quieren jugar Europa la temporada que viene.

Recordemos que los tres partidos más complicados que le quedan al Quabit son lejos de su pista. Duelos directos como ante el Ciudad Encantada o el Granollers, en la última jornada, podrían darle la clasificación, mientras que más difícil será volver a sacar algún punto en el Palau Blaugrana ante un Barça que ya habrá ganado la Liga Asobal.

Eso sí, como podemos intuir, podríamos tener dos equipos de Castilla y la Mancha la temporada que viene en Europa. La buena marcha del Ciudad Encantada, conjunto de Cuenca, en el campeonato le otorgan una posibilidad única al deporte de nuestra comunidad autónoma. Pero para ello tendrán que quedar tanto los guadalajareños como los conquenses entre los cinco primeros, hecho que parece complicado, aunque no imposible.