UGT lamenta que el VII Convenio de Dependencia posibilite que las gerocultoras tengan que limpiar
Tras 42 meses de negociación solo CCOO ha firmado el texto

UGT no ha firmado el VII Convenio de Dependencia, tras 42 meses de negociación, que afecta a unos 200.000 profesionales en toda España, de ellos 19.000 en Castilla-La Mancha, porque supone un claro retroceso en las condiciones laborales de las gerocultoras, ya que recoge en su articulado que “podrán realizar la limpieza e higiene de utensilios, ropa y estancias, cuando en el servicio existan circunstancias que así lo requieran”.

El responsable de FeSP UGT CLM, Luis Manuel Monforte, que ha participado en la Mesa de Negociación del VII Convenio Marco Estatal de Servicios de Atención a las Personas Dependientes y Desarrollo de la Promoción de la Autonomía Personal, ha recordado que “aunque gerocultoras y limpiadoras estén en grupos profesionales diferentes, con la firma de este convenio las gerocultoras limpiaran cuando las empresas así lo requieran”.

Para Luis Manuel Monforte, la firma del VII Convenio por las patronales FED, Lares y Aeste y en solitario por CCOO “significa una vuelta atrás para el sector de la Dependencia, precisamente ahora que las condiciones económicas mejoran, las condiciones de trabajo para las gerocultoras empeoran”.

El texto del VII Convenio “supone una falta de reconocimiento al esfuerzo realizado por las personas que prestan cuidados a los usuarios acreditándose profesionalmente como gerocultoras, cuando “para más inri” la acreditación ha sido  requerida a estas trabajadoras por parte de la Administración”.

Este acuerdo señala como mejoras la inclusión en el texto de cuestiones que serían de obligado cumplimiento para las empresas, aunque el texto del convenio no las recogiera, porque tanto las sentencias, como los acuerdos alcanzados en la mediación en el SIMA, como los acuerdos de las comisiones paritaria “constituyen el marco normativo para el ámbito de la dependencia”.

Por tanto “no son mejoras que se incorporen al marco de negociación, sino que están en el marco normativo y les son de aplicación a las trabajadoras, independientemente de que se haya firmado el VII Convenio”, ha insistido el responsable de FeSP UGT.

FeSP UGT considera que con la firma del VII Convenio “se precariza el trabajo del personal gerocultor, dado que en el ámbito laboral de la dependencia, recoger en el texto del convenio que las “gerocultoras podrán realizar la limpieza e higiene de utensilios, ropa y estancias, cuando en el servicio existan circunstancias que así lo requieran”.

Esa redacción en el articulado “conlleva la indefensión de las trabajadoras para discutir a la empresa si las circunstancias requieren o no la realización de dichas tareas, además la inclusión de este texto irá en detrimento de la contratación del personal de limpieza”, ha concluido Luis Manuel Monforte.