Telecom Castilla-La Mancha ha «cortado» la señal a Popular Televisión Castilla-La Mancha y Popular Televisión Guadalajara alegando un retraso en el pago de la última mensualidad del servicio que ofrece aunque desde la televisión episcopal apuntan, en un comunicado, a que el cierre viene ordenado «desde arriba» y es un claro «atentado a la libertad de expresión».

 
Comparte esta noticia: