Sony presenta otra impresionante incorporación a su gama de cámaras de fotograma completo sin espejo la α7 IIIFruto de la incomparable innovación de Sony en el campo de los sensores de imagen, la nueva α7 III, incluye un nuevo sensor de imagen CMOS Exmor R retroiluminado de 24,2 MP[iii], con una mayor sensibilidad, una resolución increíble y un impresionante rango dinámico de 15 pasos[iv] a sensibilidades bajas. Al combinar este sensor con una amplia variedad de excelentes funciones, como la enorme cobertura de enfoque automático del 93 %, disparo rápido de hasta 10 fps[v] con disparo silencioso u obturador mecánico[vi], Sony ha creado una nueva herramienta para todo tipo de creadores, desde aficionados a profesionales, que permite capturar contenido en 4K de formas nuevas y diferentes que resultaban insólitas hasta ahora.

El nuevo sensor de imagen CMOS Exmor R retroiluminado de 24,2 MPi se combina con una integración inicial a gran escala que duplica eficazmente la velocidad de lectura del sensor, así como una versión actualizada del motor de procesamiento BIONZ X™, que aumenta la velocidad de procesamiento aproximadamente 1,8 veces en comparación con la α7 II. Estos potentes componentes trabajan juntos para permitir que la cámara dispare a velocidades más rápidas, además de otorgarle un impresionante rango ISO de 100-51200 (ampliable a 50-204800 para fotografías) y una mejora general de 1,5 pasos[vii] en la calidad de imagen.

La nueva α7 III empezará a distribuirse en Europa en abril de 2018 con un PVPE de 2.300 euros (solo el cuerpo) o 2.500 euros en un kit con la lente SEL2870.