A lo largo de la semana pasada se han registrado seis detenciones por alcoholemia. En uno de los casos, el conductor fue imputado por tres delitos contra la seguridad vial: uno por negarse a efectuar las pruebas, otro por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y otro más por tener retirado hasta 2018 el carné por sentencia judicial.

 
Comparte esta noticia: