Uno de los pacientes que se encontraban ingresados debido al brote de legionella localizado en Manzanares ha recibido el alta médica, por lo que sólo quedan tres personas ingresadas en este momento, de los 237 casos confirmados.