Asimismo, las autoridades sanitarias indican que hay otro paciente sospechoso de legionela que permanece en su domicilio recibiendo tratamiento.

A pesar de tratarse de dos casos no relacionados entre sí, la consejería de Sanidad ha puesto en marcha el protocolo de actuación previsto para estos casos, manteniendo vigilados y controlados los focos de posible transmisión.

Desde la Dirección General de Salud Pública indican que los casos de incidencia en España rondan los 1.100 anualmente, mientras en Castilla-La Mancha se diagnostican alrededor de 40.

Por otra parte, desde Sanidad se incide que los pacientes fallecidos debido al brote de legionela, que afectó la misma localidad en el pasado mes de diciembre, ascienden a cuatro, como se ha notificado públicamente.

Desde la Consejería se indica que no existe constancia en los registros de los servicios de Epidemiología de un quinto fallecido, recordando que para que haya confirmación de un caso de legionela deben existir criterios epidemiológicos, criterios clínicos y confirmación de laboratorio.

La Consejería continúa informando sobre las novedades que puedan ir surgiendo a través de la web del SESCAM, en la pestaña de legionela, donde se incluyen las preguntas más frecuentes sobre la enfermedad, http://sescam.castillalamancha.es/ciudadanos/legionela/preguntasfrecuentes.