La Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública y Consumo, advierte sobre el consumo de setas, ya que sin las debidas precauciones y los conocimientos necesarios, puede ser peligroso para la salud.