Como un rotundo éxito han valorado los organizadores de la I Jornada de Difusión de la Indumentaria Tradicional de Guadalajara, todo el desarrollo de esta novedosa andanza en la provincia. La Asociación Cultural “La Riba” y la Comisión de Fiestas, organizadores del acto, se muestran contentos con la participación en la cita; jornada que también contó con la colaboración de la Asociación de Mujeres “Virgen de Armallak”, el Ayuntamiento, la Comunidad de Vecinos y la Diputación Provincial de Guadalajara.

Esta jornada que, a pesar de ser inédita en Guadalajara, nació para continuarse, se vio totalmente respaldada por la gran cantidad de asistentes que congregó este municipio de la Sierra del Ducado, a pesar de ser víspera electoral.FotoIJornada

Desde primera hora de la mañana, y tras la apertura de los puestos de artesanía, los Dulzaineros de La Travesaña abrieron la cita a ritmo de pasacalles y melodías castellanas, regadas con dulces, rosquillas y moscatel para todos los asistentes. La formación seguntina dio el pistoletazo a la jornada, que continuó con un taller y una muestra de peinados tradicionales, a cargo de Doña Sara Moratilla, de la Escuela Provincial de Folklore. Este organismo también participó en la exposición que se abrió en el Centro Cultural “El Horno”. Tras estas dos inauguraciones, se invitó a los presentes a un almuerzo a base de migas.

Llegadas las 13.00 horas, la actividad se concentró en torno a la Plaza Mayor. Los vecinos, la gran mayoría vestidos con los trajes de sus antepasados, ofrecieron varias demostraciones, tales como el hilado de la lana, el trabajo con mimbre o una muestra de bolillos. Junto con un taller infantil de trabajo del cuero, dieron colorido a la plaza mayor de éste pueblo serrano. Con un animado baile vermú al son de la dulzaina, se llegó a la comida popular, que congregó a casi cuatrocientos comensales.

Bajo la coordinación del Centro de Cultura Tradicional de Guadalajara, con José Antonio Alonso a la cabeza, se inició el desfile y la muestra de trajes tradicionales. Ropas de Jadraque, de madereros trillanos, los Armaos de Sigüenza, la botarga de Yélamos de Abajo y un gran número de vecinos y participantes venidos de muchos puntos de la Provincia, mostraron los trajes más típicos de sus comarcas, bajo las notas de todos los dulzaineros que se sumaron al acto para amenizar ésta pasarela.

Fin de fiesta, a través de la música de raíz

Antes de finalizar la jornada y durante la entrega de trofeos a los mejores trajes, el diputado de Centros Comarcales, Octavio Contreras, quiso animar a los vecinos “a seguir manteniendo sus tradiciones y a seguir luchando por dinamizar el medio rural”.

Para rematar el día, y ya en el escenario, el grupo seguntino La Banda del Estraperlo amenizó, con las melodías recogidas en las tierras de Sigüenza y la Sierra del Ducado, la primera hora de la tarde. Cerró la actuación el Grupo Folk “Las Colmenas” que trajo hasta la localidad su primer trabajo “Y rodando, y rondando.”

No faltó la salida de la ronda, para finalizar esta emotiva jornada. Vecinos y visitantes unieron sus voces y sus instrumentos de cuerda para recorrer las calles y rondar cómo hicieron nuestros mayores años atrás.

Esta actividad musical puso fin a una jornada que giró en torno a las vestimentas del pasado y que quiere asentarse como un homenaje a las tradiciones más puras de nuestra tierra. En un pueblo que vive profundamente su historia, su folklore y su tradición, ya están trabajando para la siguiente edición.