Al mediodía de este miércoles, 23 de marzo, el silencio ha reinado durante un minuto a las puertas de la Diputación Provincial de Cuenca para “gritar” el rotundo “no” a la barbarie terrorista, condenar los terribles atentados de Bruselas de este martes y mostrar las condolencias a familiares y amigos de las víctimas.

Un rechazo no solo rotundo, sino también unánime, que ha quedado patente con la presencia de cerca de medio centenar de personas, entre diputados, trabajadores, parlamentarios y representantes de otras instituciones conquenses como la Subdelegación del Gobierno en Cuenca, el Cuerpo Nacional de Policía, la Subdelegación del Ministerio de Defensa en Cuenca o la Organización Empresarial CEOE CEPYME Cuenca.

Un minuto de silencio por estos atentados en Bruselas, que se ha visto roto por un sentido y unánime aplauso de los presentes a modo de recuerdo y homenaje a las víctimas de los actos terroristas que sacudían este martes la capital belga y en los que han perdido la vida más de una treintena de personas y han resultado heridas más de 230.

El vicepresidente de la Diputación, Julián Huete, ha manifestado “el dolor y la rabia de todos” por estos atentados, que ha calificado de “barbarie” porque “van contra algo tan importante como es la vida y la libertad de las personas”. De ahí que haya reclamado a Europa “unidad” frente a este terrorismo y a mantener sus raíces basadas en la libertad y la democracia, porque, según ha señalado, no se puede flaquear ante la violencia terrorista para poder combatirla con todos los medios posibles.

En idénticos términos se ha pronunciado el portavoz del Grupo Socialista en la Diputación, Joaquín González Mena, quien, tras condenar enérgicamente los atentados de Bruselas y mostrar sus condolencias a familiares y amigos de las víctimas, ha hecho hincapié en que “los demócratas no nos debemos dejar llevar por este tipo de actos y caer en el desaliento, sino que debemos combatirlos a través de la mayor expresión de la libertad, que es el ejercicio de la democracia por todos los pueblos”. Y es que, tal y como ha dicho, “la democracia tiene que servir para unir a los pueblos, teniendo cabida todo tipo de ideologías y creencias, siempre desde el respeto y la convivencia”.

En definitiva, al igual que ha ocurrido en sucesos similares, como por ejemplo los atentados del pasado mes de noviembre en París, la unión frente al terrorismo se mantiene intacta en la Diputación conquense, al igual que en el resto de instituciones democráticas de nuestra proviFotoFamiliaSilencioFrontalNotancia.