El Grupo socialista ha presentado, esta mañana, ante el registro de Cortes de Castilla-La Mancha, una petición para que se celebre un debate general en el pleno de la cámara autonómica para analizar la situación presente y futura de la cuenca del Tajo y el papel que debe jugar nuestra comunidad en la futura negociación del Pacto Nacional del Agua. Así lo ha anunciado nuestra portavoz Blanca Fernández.

El PSOE pide la celebración de un debate para analizar la posición de CLM en el futuro Pacto Nacional por el Agua
Afirma que el estudio encargado por los Municipios Ribereños deja claro que “el agua se haya ido a manos llenas a otros lugares ha provocado una gran pérdida de población y de riqueza en las localidades cercanas a la cabecera del Tajo”

La intención de este debate, argumentó Fernández, “es intentar llegar a una posición consensuada y de unidad con el resto de grupos parlamentarios como hacen en otras regiones para defender los intereses de Castilla-La Mancha y aportar soluciones a la injusticia que en materia hídrica estamos sufriendo”.

En este sentido hizo una especial mención al Grupo Popular señalando “que ha llegado ya la hora que se unan a las reivindicaciones legítimas de nuestra tierra y no miren para otro lado”.

Pésima situación del Tajo

La responsable socialista aseguró que el Tajo, a pesar de las últimas lluvias, está en una situación muy lamentable, con los embalses de cabecera apenas a un 10 ciento de su capacidad.

A esta situación se ha llegado, aseguró, por la política trasvasista que se ha tenido sobre todo en los últimos años y por un memorándum del Tajo “que se ha demostrado que fue un mal negocio para nuestra región y una auténtica mentira porque se ha trasvasado por debajo de los 400 hectómetros cúbicos”.

Igualmente, hizo referencia al estudio que ha presentado esta mañana la Asociación de Pueblos Ribereños en el que se demuestra el gran impacto negativo que ha tenido el trasvase sobre estos municipios. Llama mucho la atención, afirmó Fernández, la gran pérdida de población que se ha producido en las localidades cercanas a la cabecera. Desde los años 50, en la parte de Guadalajara se ha perdido un 40 por ciento de la población, cifra que se eleva a más del 70 por ciento en la parte de Cuenca. Por lo tanto, “queda claro que se haya ido el agua a manos llenas a otros lugares de España ha provocado que la gente también se haya visto obligada a emigrar a otros sitios”.

Posición de C-LM en el Pacto del Agua

Fernández explicó algunas de las reivindicaciones que, a juicio del Grupo socialista, debe plantear nuestra región en ese futuro Pacto por el Agua. En primer lugar, indicó, que la cuenca cedente, es decir Castilla-La Mancha, siempre debe tener prioridad sobre la cuenca receptora.

También abogó por acordar un periodo de transición en el que se ofrezcan al Levante otras vías para recibir agua que no dependan del trasvase que pasan por más inversiones en desaladoras, abaratar el coste de esa desalación y establecer el mismo precio por esta agua que el que se paga por el del trasvase.

Igualmente apuntó que en ese Pacto Nacional se debe tener también muy en cuenta la depuración de aguas procedentes de afluentes del Tajo como el Jarama que vienen muy contaminadas de Madrid.

“Es el momento de ser imaginativos, solidarios e inteligentes y buscar un acuerdo de verdad, si no lo hacemos seguirá sin haber agua ni para ellos, ni para nosotros ni para el propio caudal del río ni para nadie”, sentenció.

Más efectivos de Policía y Guardia Civil

En otro orden de cosas, Blanca Fernández también anunció que los socialistas quieren que vuelva a debatir en las Cortes regionales sobre la falta de policías nacionales y de guardia civiles en Castilla-La Mancha, y más tras conocer nuevos datos que señalan que no solo se han reducido en más de 600 estos efectivos desde que gobierna Rajoy sino que además no se han repuesto plazas ni sacado nuevas y se han llevado parte a otras regiones, “lo que eleva a más de 1.000 los efectivos que se han recortado en nuestra comunidad autónoma”.

La parlamentaria socialista, que quiso dejar claro el apoyo de los socialistas a la labor que desarrollan los miembros de estos cuerpos y su derecho a tener el mismo trato salarial que otras policías autonómicas, acusó al delegado del Gobierno en la región de “mentir” ya que no es cierto que hayan descendido los delitos en nuestra comunidad. Así, explicó que hoy mismo un medio de comunicación regional publica que en el 2017 “la delincuencia creció casi un punto y eso que se han eliminado de las estadísticas los delitos menores y los cometido en el campo.