En la comparecencia posterior a la reunión ante los medios informativos, la consejera de Fomento, Elena de la Cruz, ha mostrado su más rotunda condena a la política de trasvases del Gobierno presidido por Mariano Rajoy y que se ha intensificado durante todo el verano a pesar del bajo nivel de agua acumulada en Entrepeñas-Buendía, que a día de hoy suman 333 hectómetros cúbicos, un 13 % de su capacidad total. La consejera ha afirmado que la situación de los abastecimientos en la cabecera está empezando a ser “dramática”, ya que “empeora de forma progresiva” a pesar de estar a las puertas del invierno tras un otoño muy seco.

De la Cruz ha afirmado, en referencia al patrón mostrado por el Ejecutivo central durante los últimos meses, que “no descartamos que se pueda producir un nuevo trasvase antes de fin de año e incluso esta misma semana”, puesto que “nos estamos acostumbrando a que el Gobierno cambie agua por votos”. En este sentido ha subrayado el “despliegue” de visitas a Murcia de distintos miembros del Gobierno durante la semana pasada, anunciando incluso su intención de aprobar un nuevo trasvase desde el Júcar. “Su única opción es seguir llevándose el agua que ya no queda”, ha afirmado, “y negarnos el legítimo derecho al desarrollo”.

Preguntada por otros sistemas que pueden tener problemas de abastecimiento en los próximos meses, la consejera ha comunicado que el Gobierno regional está próximo a llegar a un acuerdo para conectar definitivamente la estación depuradora de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS) con la presa de Alcorlo “después de que Cospedal y un presidente de la MAS de su propio partido no fueran capaces de alcanzar un entendimiento”.

El presidente de los Municipios Ribereños y alcalde de Sacedón ha agradecido la “sensibilidad” mostrada con ellos por el presidente García-Page, a quien han transmitido el problema más acuciante que ha surgido este otoño al quedar al descubierto el sistema de captación de agua potable de Sacedón (1.700 habitantes), cuyo abastecimiento humano depende del nivel de Entrepeñas. “Es algo increíble que estemos pensando en esto. Nunca he visto una situación similar”, ha indicado, señalando que en la cabecera del Tajo-Segura “estamos al límite”.

Por su parte, el presidente de la Plataforma de Perjudicados por el Trasvase, José Antonio Vargas, ha agradecido “la acogida” del Gobierno regional y el “apoyo y el compromiso” del presidente Page, de quien ha afirmado que “está en nuestra misma sintonía”. Vargas ha recalcado que el Tajo recibe actualmente la mitad de los aportes que hace unos años, por lo que ha calificado la política de trasvases como “insostenible”, animando al Gobierno de España a explorar tanto los acuíferos como la desalación para que en Murcia vayan “poco a poco desenchufándose de una tubería que nos lleva a la ruina”.