Así lo ha afirmado durante la firma de un convenio para el desarrollo de lanzaderas de empleo y emprendimiento solidario para 125 jóvenes en Castilla-La Mancha con la Fundación Santa María La Real del Patrimonio Histórico, en el marco del programa de empleabilidad de la Fundación Telefónica, junto a los ayuntamientos de Azuqueca de Henares (Guadalajara), Talavera de la Reina (Toledo), Tarancón (Cuenca), Tomelloso (Ciudad Real) y Villarrobledo (Albacete).

García-Page, además, se ha mostrado, “muy orgulloso como presidente de que esta región encabece, según el Instituto Nacional de Estadística, las cifras de confianza empresarial”. Como ha aseverado, “que encabecemos ese ranking nos viene bien, y fíjense que incluso no tenemos mayoría absoluta, y se puede tener confianza empresarial sin tener mayoría absoluta”, antes de añadir que “a estas alturas es evidente que todo es posible”.

El presidente del Ejecutivo regional, además, ha avanzado que los datos del Plan Extraordinario por el Empleo “van muy bien”, prueba de lo cual son los “casi 700 puestos de trabajo creados sólo con el Contrato Joven”, algo que, como ha subrayado, “para una región como la nuestra es esencial, porque lo peor que nos puede pasar es que gastemos mucho dinero en formar a los chavales y que cuando llegue la hora de buscar empleo se tengan que ir a buscar trabajo fuera de la región o fuera de España”. En este sentido, ha reiterado que “tenemos una obligación política,  moral y económica para retener el talento que aquí generamos, y si es posible atraerlo”.

Cinco lanzaderas de empleo en la región

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, por su parte, ha explicado que el objetivo del convenio firmado hoy para el desarrollo de cinco lanzaderas de empleo, con financiación de la Fundación Telefónica,  es reducir los altos niveles de desempleo que padece el colectivo de jóvenes de la región, con proyectos dirigidos a mujeres menores de 34 años y hombres menores de 29 y que buscan alcanzar una empleabilidad de hasta el 60 por ciento.

Patricia Franco ha animado a los jóvenes desempleados a dirigirse a los ayuntamientos citados o a las oficinas de empleo para informarse del proceso de selección que comenzará en el mes de marzo, antes de resaltar que iniciativas como ésta “no sólo permiten que nuestros jóvenes encuentren trabajo o emprendan dentro de la región, sino que facilita que pongamos en marcha políticas con las personas que están en un momento de inseguridad y que lo necesitan tanto”.

La Fundación Santa María La Real gestionará estas cinco lanzaderas, con 25 alumnos cada una y una metodología de trabajo que se basa en las técnicas de ‘coaching’, con un entrenador que desarrolla la labor de dinamizador del equipo, si bien son las personas desempleadas las protagonistas de sus procesos de empleabilidad. En estos espacios, los alumnos trabajan en un clima de confianza y ayuda mutua, mientras desarrollan la inteligencia emocional, la comunicación y la creatividad; conocen nuevas técnicas de elaboración y presentación de currículos, analizan cómo afrontar las entrevistas de trabajo a través de diversas dinámicas, desarrollan mapas de empleabilidad y aprenden a trabajar la marca personal, a diferenciarse y posicionarse mejor en el mercado laboral.

En el acto de firma del convenio han estado presentes el director General de la Fundación Santa María La Real del Patrimonio Histórico, Juan Carlos Prieto; el vicepresidente ejecutivo de Fundación Telefónica, Emilio Gilolmo, y representantes de cuatro de los cinco ayuntamientos beneficiarios: José Luis Blanco Moreno, de Azuqueca de Henares; José López Carrizo, de Tarancón; Inmaculada Jiménez Serrano, de Tomelloso y Alberto González García, de Villarrobledo, mientras que no ha asistido representación por parte del Ayuntamiento de Talavera, por problemas de agenda, como ha explicado la consejera de Economía.