“La sociedad de Castilla-La Mancha, al igual que la sociedad española, están muy agradecidas tanto a la Policía Nacional y Local como a la Guardia Civil, a la gente que en realidad equilibra la seguridad con la libertad”, ha indicado García-Page.

En este sentido, ha recordado que “no puede haber libertad sin una seguridad previa, y quienes se dedican a proteger la seguridad y asegurar nuestra libertad no solo merecen nuestro reconocimiento, sino que merecen en un día como hoy que no les olvidemos”. Asimismo, ha manifestado que todos los días muere gente “y es lamentable”, pero esta es una muerte distinta, “porque es de alguien que realmente lo hace con el emblema de España en el uniforme y eso necesita de un recordatorio”.

Este acto de homenaje ha contado también con la participación del vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás, y el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio.