García-Page ha recordado que cuando los intereses del partido se han divorciado de los intereses del país “a nuestro partido le ha ido muy mal” por eso, “para que al PSOE le vaya bien, es necesario que sintonice con los intereses de la mayoría del país” y sobre esa base, “encontraremos espacios de consenso”.

A su llegada a la reunión con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez y con el resto de secretarios regionales, el también presidente de Castilla-La Mancha ha reconocido que “un planteamiento de convergencia con el PP es imposible porque a estas alturas, los ciudadanos el 20 de diciembre, dijeron que quieren un cambio a las políticas antisociales de los populares”. Aunque, ha puntualizado que “esto no quiere decir que no pueda haber espacios de consenso sobre asuntos constitucionales”.

Para el secretario regional del PSOE en Castilla-La Mancha, aunque “los resultados electorales del pasado 20 de diciembre ponen a nuestro partido a reflexionar”, “es llamativo que al PSOE se le exija toda la responsabilidad a pesar de no haber ganado las elecciones y de no estar gobernando”.

García Page ha querido dejar muy claro que “al PSOE le preocupan más los problemas de España que los del partido” y “que anteponemos la viabilidad del sistema constitucional del país a todo lo demás”. Sin embargo, para el dirigente socialista es evidente que en el seno del PSOE “estamos debatiendo qué hacer porque tenemos una posición clave después del 20 de diciembre”.

“No vamos a gobernar a cualquier precio y nuestra posición es la que nos han encomendado los ciudadanos, la oposición” aunque eso no significa para García Page que “renunciemos a gobernar si se produce una situación de bloqueo”.

En opinión de García-Page, la iniciativa ahora la debe tener el PP y el PSOE no puede negociar “ni con nuestros principios, ni con los valores constitucionales ni con la soberanía nacional”. Si se respetan estas condicionantes, “va a depender más de otros partidos que de nosotros el llegar a acuerdos”.

A preguntas de los periodistas sobre un posible acuerdo con el PP, el dirigente castellano-manchego “no lo ve posible porque los ciudadanos han votado en su conjunto cambio” y si el mensaje no se consigue descifrar “los ciudadanos lo tendrán que hacer” con otras elecciones “aunque a mí eso no me gustaría”.