García-Page, que ha realizado estas declaraciones a su llegada esta mañana a la reunión del Comité Federal que los socialistas celebran en su sede nacional, en la calle Ferraz de Madrid, indicó que la única alternativa de cambio sensato a Rajoy sería un gobierno del PSOE, que podría llegar a acuerdos con otras formaciones políticas pero siempre dentro del orden constitucional.

Por ello, indicó que si Podemos sigue poniendo como condición el derecho a decidir en Cataluña “está claro que no estará buscando que se forme un gobierno progresista en España porque ellos saben que es una condición totalmente inasumible para los socialistas”.

En este sentido, añadió que para hablar de cuestiones constitucionales no solo tienen que hacerlo el PSOE o Podemos sino que también hay que contar con el PP y con el resto de formaciones políticas “porque lo que afecta a todos no pueden decidirlo unos pocos. No puede decidir una parte de España contra otra parte”, concluyó.