El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha cifrado el éxito del próximo año que está a punto de comenzar en tres metas colectivas: la recuperación económica y del empleo, el aumento de los servicios públicos y sociales -esencialmente la educación y la sanidad-, y en el retorno de nuestra autoestima como sociedad y los valores comunes que siempre han caracterizado a esta región.

 
Comparte esta noticia: