Así lo ha subrayado el presidente regional, este lunes en Sevilla, durante una entrevista en el espacio ‘Buenos días Andalucía’ de Canal Sur Televisión, en la que ha abordado distintos asuntos de actualidad.

García-Page ha explicado que una infraestructura como la del ATC no sólo concierne a Villar de Cañas (Cuenca), sino que “afecta en su desarrollo a toda la Comunidad Autónoma” y, por tanto al Gobierno regional, que ha detectado “muchos defectos” en un procedimiento que ha tildado de “muy malo”.

El presidente de Castilla-La Mancha ha asegurado, asimismo, estar “totalmente de acuerdo” con el titular nacional de Industria, José Manuel Soria cuando la pasada semana calificó la necesidad de contar con un almacén de residuos nucleares de “problema de seguridad nuclear” para toda España. Con todo, también ha matizado no entender cómo ahora, dos años después de “un acuerdo político” que propició la designación de Villar de Cañas como emplazamiento, se están realizando los estudios de seguridad de los terrenos que, además, revelan que se trata de “una mala selección” que supondrá “un sobrecoste de, entre doscientos y trescientos, millones de euros”.

En este punto, García-Page ha sentenciado que “la peor basura es la que se esconde detrás de un interés exagerado por los mil millones de euros de inversión” que supone el cementerio nuclear y ha recordado cómo la expresidenta regional, María Dolores de Cospedal, estuvo de acuerdo con que el ATC no se instalara “en ninguna provincia de Castilla-La Mancha” estando en la oposición y, sin embargo, una vez al frente del Ejecutivo autonómico, apoyó el emplazamiento de Villar de Cañas.

Sobre la marcha de la expresidenta del Parlamento regional también ha hecho hincapié en que “no deja de ser llamativo” que, siendo la número dos del Partido Popular, Rajoy asegurara, diez días antes de que se conocieran las listas al Congreso de los Diputados, que no había hablado con Cospedal” y que “le daba lo mismo si se iba a Madrid o si se quedaba en Castilla-La Mancha”. A juicio del presidente autonómico María Dolores de Cospedal “va a Madrid, pero seguirá presidiendo el Partido Popular en Castilla-La Mancha” lo que, “como el perro del hortelano” impedirá fraguar “espacios de consenso” con los ‘populares’ en la Región.

Al hilo de estas declaraciones también se ha manifestado sobre la situación que ha sufrido la radiotelevisión pública de Castilla-La Mancha durante los últimos cuatro años. En palabras del presidente García-Page “es difícil encontrar en la Europa de las últimas décadas” un ejemplo “tan grave de manipulación” como el de RTVCM.

Situación política en Cataluña

Por último, el presidente de Castilla-La Mancha también se ha referido a la situación política de Cataluña y ha aclarado que, aunque actualmente el PSOE haya realizado un cierre de filas en torno a la postura del Gobierno central, los socialistas siempre han tenido “una actitud muy clara” al respecto y “no compartimos con el PP muchos de los aspectos” de las políticas adoptadas hasta la fecha.

Emiliano García-Page ha defendido una planificación “a corto, medio y largo plazo” de la situación territorial de España y se ha preguntado si el apoyo que los socialistas dan al Ejecutivo nacional en estos momentos habría sido el mismo a la inversa.

García-Page ha reconocido la insatisfacción que la actual crisis política ha destapado en Cataluña y en el resto de España sobre el modelo de cohesión territorial y ha apostado por formular un nuevo planteamiento en el futuro que ayude a “cohesionar territorialmente” el país.