Así lo ha subrayado el presidente del Ejecutivo autonómico durante el acto de entrega del Premio ‘Abogados de Atocha’ 2016, instituido por el Instituto de Estudios Sociales de CCOO, que en esta edición ha recaído en el abogado laboralista ciudadrealeño Enrique Lillo y que se ha celebrado este jueves en el Palacio de Congresos ‘El Greco’ de Toledo.

Un acto, en el que el presidente regional ha estado acompañado, entre otras personalidades, por el secretario general de CCOO-Castilla-La Mancha, José Luis Gil; el presidente de la Fundación Instituto de Estudios Sociales de CCOO-CLM, Antonio Arrogante; el expresidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda; la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón; el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero; y el histórico Alejandro Ruiz-Huerta, último miembro con vida del grupo de abogados laboralistas de Atocha que el 24 de enero de 1977 fue víctima del atentado que dio origen a estos premios y que costó la vida a cinco de sus componentes.

El presidente de Castilla-La Mancha ha reiterado que “aunque no es mejor presupuesto de los imaginables, es el mejor de los posibles”; un documento sin el que, ha recalcado, no se podrían materializar un total de 75 avances, por ejemplo, “en la Sanidad pública, en la contratación pública, en los derechos de los funcionarios o en la Educación pública” de la región. 

Revolución de la Reforma Laboral

Emiliano García-Page también se ha referido en el cambio experimentado en las relaciones entre el Ejecutivo autonómico, patronal y sindicatos desde el pasado mes de julio y, en este sentido, ha aplaudido “la dinámica del pacto y del acuerdo” iniciada en Castilla-La Mancha desde entonces.

El presidente regional ha abogado por trasladar ese espíritu de consenso a la legislación laboral y acometer “con claridad” una “revolución en la reforma laboral” que luche contra la “precarización y ruptura de equilibrios de cohesión en España” que provoca la actual legislación.

En este sentido, ha reiterado que “no va haber nunca recuperación económica si no la hay social”, del mismo modo que “no va haber estabilidad política hasta que haya estabilidad social”; ambas, “recuperación económica y recuperación social” son, ha remarcado, “las dos caras de una misma moneda”.

Por último, el presidente de Castilla-La Mancha también ha tenido palabras de reconocimiento para Enrique Lillo y para el recientemente desaparecido dirigente de CCOO en la provincia de Toledo, Julio Herrera, del que ha destacado su capacidad “de expresar con la cabeza el enorme corazón que tenía”.