Así lo ha confirmado hoy García-Page a preguntas de los medios tras la reunión que el Patronato de la Fundación El Greco 2014 ha mantenido en el Palacio de Fuensalida, con el objeto de presentar la memoria del año en que se conmemoró el cuarto centenario de la muerte de Dómenicos Theotocópuli y abordar su disolución.

“No tengo obsesión ninguna por un problema de fechas”, ha indicado el presidente regional, al tiempo que ha recordado que el anterior Ejecutivo castellano-manchego “tardó más de un año en presentar los primeros presupuestos, y eso que no tuvo que hacer discusión parlamentaria para lograrlo”.

En este sentido, ha señalado que considera “legítimo” que Podemos quiera plantear objeciones al Proyecto de presupuestos, “pero estamos manteniendo contactos previos, y se presentarán con todas las garantías y con el esfuerzo de encajar las propuestas que Podemos nos quiere plantear dentro del Pacto de Investidura”, se ha comprometido el presidente.

Una Fundación que ‘muere’ para renacer

La reunión del Patronato de la Fundación El Greco 2014, que ha contado con la presencia del presidente García-Page, el presidente de la Fundación El Greco 2014, Gregorio Marañón, el subsecretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, representantes del Arzobispado de Toledo, la Diputación Provincial de Toledo, el Ayuntamiento capitalino y diversos patrocinadores, ha aprobado hoy poner punto y final a su trabajo y traspasar su misión a la Real Fundación de Toledo, que a partir de ahora se ocupará del cometido que venía desarrollando esta Fundación.

Constituida el 13 de mayo de 2010 en Toledo, la Fundación El Greco 2014 ha contado con la participación de las administraciones estatal, regional, provincial y local, además de la Iglesia, y hoy ha presentado también la memoria del cuarto centenario con datos muy positivos, como los casi 390 millones de euros que la celebración del Año Greco dejó en la capital castellano-manchega o los más de 3 millones de visitantes que tuvo aquel año la ciudad, según ha informado el propio Marañón.

“Antes de 2014 –ha añadido el presidente de la Fundación-solamente el 5 por ciento de los visitantes de Toledo llegaban atraídos por la figura de El Greco y ahora son el 56 por ciento”. Por ello, ha mostrado su agradecimiento a las administraciones que lideraron su creación -la Junta de Comunidades y el Ministerio de Cultura-, y a todas las personas que lo han hecho posible.

Por su parte, Fernando Benzo ha puesto a la Fundación El Greco como modelo de colaboración interadministrativa, afirmando que se convertirá “en un referente” de lo que debe ser la gestión de un proyecto cultural.

Finalmente, el presidente García-Page ha garantizado que hoy “no hemos decidido enterrar la Fundación El Greco. Más bien decidimos que vuelva a su cuna, que es la Real Fundación de Toledo”. Una Fundación que, con la colaboración de las administraciones, garantizará no solo que dure la memoria del éxito, “sino que podamos introducir un extraordinario valor añadido al año 2014”, porque Toledo ha quedado “muy bien posicionada” en el mercado turístico internacional “con un producto de excelencia y categoría”, se ha congratulado el presidente regional.