Así se ha pronunciado hoy García-Page durante un desayuno informativo de Fórum Europa organizado en el madrileño hotel Ritz por Nueva Economía Fórum, en el que ha sido presentado por el exvicepresidente del Gobierno y exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Para García-Page, es evidente que hay un antes de 2007, momento del comienzo de la crisis, “pero no está tan claro que haya un después, porque si el después es lo que tenemos hoy, estamos ante un error”. Así, ha afirmado que “la gente no va a asumir que ya hemos llegado a la meta en la recuperación”, y aunque ha reconocido que existen indicadores que reflejan un comienzo del cambio, ha mostrado su temor de que la recuperación “lleve más tiempo que lo que llevamos de crisis”.

En este sentido, ha augurado que la recesión inevitablemente va a traer como consecuencia “que dentro de unos años dos de cada tres personas podrán recuperar lo que había antes de la crisis, pero será a cambio de que uno de  cada tres no lo consiga en su vida. Y eso es algo que nosotros no podemos consentir, ni por motivos ideológicos ni económicos”, ha manifestado.

El Gobierno regional impulsa la recuperación y el empleo

De este modo, García-Page ha hecho un repaso a las medidas del Ejecutivo castellano-manchego para paliar el desempleo como al Plan de Impulso de los Servicios Públicos, recientemente anunciado, y que pretende consolidar plazas -especialmente en Educación y Sanidad-, o el regreso a las 35 horas laborales del personal funcionario.

En este mismo contexto, ha anunciado que el Plan Extraordinario por el Empleo de Castilla-La Mancha va a movilizar 345 millones de euros, al tiempo que ha recordado que sin él se habrían perdido más de 62 millones de euros del Fondo de Garantía Juvenil de Europa. Y ha indicado también que la Región contará próximamente con el Plan Adelante, dotado con más de 230 millones de euros “y que irá destinado directamente al impulso empresarial”. 

Castila-La Mancha, una región a la vanguardia en medidas novedosas

Por otro lado, y tras recordar que hoy se celebra el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, el presidente regional se ha mostrado muy orgulloso de presidir una Administración “que ha sido la primera en España que legisló contra la violencia de género” una medida “por la que se nos acusó de populistas”, pero que consiguió que un problema “que no existía” haya pasado a ser “una prioridad”. En este sentido, ha reiterado su compromiso de que se revise la actual normativa en materia de violencia de género teniendo en cuenta los nuevos parámetros “para que sea aún más exigente”.

El jefe del Ejecutivo autonómico se ha congratulado también de que Castilla-La Mancha haya sido la primera Comunidad Autónoma que obligó a que sus políticos publicaran sus bienes. “También por esto se nos dijo de todo”, ha lamentado García-Page, “pero llegará un momento en que tengan que publicarlos todos los que le pidan algo a la política”.

Cataluña y unas elecciones “fronterizas”

En otro orden de cosas, García-Page ha hecho referencia a los próximos comicios, señalando que tiene la impresión de que las elecciones del 20 de diciembre “serán fronterizas”, de las que pueden marcar “un antes y un después en el panorama político y en el metabolismo institucional” y, por eso, hay que abordarlas “con una enorme profundidad”. Esta cita, que el presidente regional ha catalogado como “trascendental”, servirá para que España “recupere la seguridad en sí misma”. Seguridad ante la enfermedad, ante el desempleo y también seguridad física ante el terrorismo, ha indicado.

García-Page ha hecho también una reflexión sobre el independentismo catalán y sus protagonistas, “que a pesar de decir que no van a acatar al Constitucional y que se van a saltar las leyes del Congreso, quieren sentarse en él”, algo que a su juicio supone “una contradicción en sus propios términos”.

Por ello, ha invitado a recordar que para tomar la condición de diputado “hay que jurar lealtad a la Constitución”, algo que debe dejar de ser una fórmula ritual “para tener consecuencias en el orden político y legal si se incumple”. Por ello, ha pedido que los independentistas “renuncien en coherencia” a presentarse al Congreso. “Eso sería grave porque supondría un factor de desconexión, pero si entran en las reglas del juego es para cumplirlas, no para aprovecharlas a su antojo”, ha exigido García-Page.

Cospedal sigue sin renunciar a sus privilegios

Preguntado por los periodistas sobre los privilegios de los expresidentes autonómicos y si la anterior presidenta regional, Dolores de Cospedal, ha renunciado finalmente a ellos, García-Page ha reiterado que Cospedal ha hablado de quitar los privilegios, “pero no ha renunciado”. En este sentido, y tras afirmar que se estudiará la Ley, García-Page ha lamentado que, por el momento, lo único que ha hecho la expresidenta es “anunciarlo en los pasillos del Congreso”, pero el Código Civil establece “claramente” que para renunciar a los derechos subjetivos “hay que firmarlo y debe publicarse en el Boletín Oficial”, ha sentenciado.

También a preguntas de los medios sobre pactos electorales y futuribles negociaciones, García-Page ha reconocido que en Castilla-La Mancha “el único Gobierno estable y posible era el que yo presido”, al tiempo que ha recordado que en esta Región “se ha dado el único cambio estatutario producido solo con los  votos de un partido, el Partido Popular”. Por ello, ha invitado a Cospedal a “no dar lecciones de cohesión ni de unidad”, porque aquí cambió el Estatuto de Autonomía “con la única intención de hacer trampa, aunque el tiro le ha salido al pie”, ha apostillado