García-Page respondía así a preguntas de los medios sobre la cesión de dos senadores a Esquerra Republicana y otros tantos a Democràcia i Llibertat por parte del PSOE para que cada formación tenga su grupo propio en el Senado, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Toledo para presentar el Plan Adelante de impulso empresarial.

El presidente regional ha valorado positivamente que su partido esté dispuesto a ser “permeable” a todas las sensibilidades, pero ha advertido que “nada se hace a cambio de nada”, y ha manifestado su deseo de que “esta práctica de retorcer el reglamento a conveniencia en el Congreso y en el Senado” se acabe en nuestro país.

En este sentido, ha aclarado que no se trata de hacer una crítica específica y que su actitud no es “pasiva” ni de espera. “Mantengo como presidente de Castilla-La Mancha que hay que buscar entre todos una solución al conflicto planteado en Cataluña”, ha señalado.

Por otro lado, el presidente regional se ha mostrado partidario de que con el Partido Popular se planteen acuerdos de Estado y constitucionales, “pero que no se confunda Rajoy y mucho menos Cospedal. Acuerdos constitucionales y de Estado sí, acuerdos de formación de Gobierno, no”. Así, ha pedido moderación en su discurso a la expresidenta de Castilla-La Mancha, “quien ha estado cuatro años haciendo ‘de su capa un sayo’ con el Estatuto de Autonomía”, ha lamentado.

Pacto con Podemos, ejemplo para España

En otro orden de cosas, Emiliano García-Page ha reiterado su satisfacción por la evolución del pacto de gobernabilidad que existe en Castilla-La Mancha con Podemos, y lo ha puesto como ejemplo para un hipotético pacto nacional. “Eso sí -ha pedido- me gustaría que si mañana hay un Gobierno, que sea con un acuerdo transparente, no que haya un Gobierno a beneficio de inventario, a ver qué pasa”.

Preguntado por las posibilidades de Mariano Rajoy para ser investido presidente, García-Page ha señalado que “no  lo tiene fácil” porque las cuentas “no le salen”, y al hilo de esto, ha advertido que al PSOE “no todas las cuentas le pueden valer”.

Es la hora de aprobar el plan de viabilidad de Elcogas

A preguntas de los medios por la situación actual de Elcogas, el presidente regional ha exigido al Ministerio de Industria que apruebe el plan de viabilidad y que cambie el marco normativo, una modificación “indispensable para que la empresa sea realmente viable”. A juicio de García-Page, “no es un problema sólo de dinero. Es un problema de que el ministro de Industria, con sólo tres palabras en el BOE, puede hacer que la empresa cierre o no. Y el BOE no lo manejan ni la Junta de Castilla-La Mancha ni el Ayuntamiento de Puertollano”, ha aseverado.

García-Page se ha mostrado convencido de que entre el ministro Soria y Cospedal “habían tomado la decisión de cerrar Elcogas. Y lo único que ha cambiado aquí es la determinación de los movimientos sociales, de los sindicatos y de un nuevo Gobierno regional, que se está empeñando cabezonamente en que no echen al traste más de 270 millones de euros gastados en esa empresa”.

Así, ha comentado que podrían hacer “lo mismo que con el ATC, primero que pongan el dinero y luego hagan los estudios”, al tiempo que se ha preguntado si Rajoy y Soria “están en funciones para todo menos para Elcogas. La empresa ha cumplido con lo que le han pedido y ahora lo que tiene que hacer el Gobierno es actuar, pero en el sentido contrario al que lo han hecho hasta ahora”, ha exigido el jefe del Ejecutivo autonómico.