En el sentido, ha apuntado que los convenios que el Gobierno socialista de Page está firmando con los ayuntamientos no se ajustan a lo estipulado en la legislación, aprobada por el Parlamento, es decir, que la Junta deba financiar el 100 % del coste del servicio cuando es su competencia, que dicho servicio tenga garantizada una duración de 5 años y que se incluya la clausula de garantía que permite que el Ministerio de Hacienda retenga las cantidades pactadas a la Comunidad Autónoma en caso de que no pague a los ayuntamientos para abonar directamente el dinero a los consistorios.

Según ha indicado el diputado nacional en rueda de prensa, ya hay indicios de que estamos entrando en una etapa “muy negativa para los ayuntamientos de Castilla-La Mancha porque hay retrasos en el pago de los convenios y porque los que se firman no se ajustan a la legalidad”. Lo peor, en su opinión, es que el Gobierno de Page tiene la “desfachatez” de plantear sus políticas como si fueran lentejas, “es decir, si quieres las tomas y si no, las dejas. Esto es una falta de respeto a la autonomía municipal y a lo aprobado por el Parlamento”.

Martín-Toledano ha insistido en que los ayuntamientos y las diputaciones “no están para financiar al Gobierno regional” y ha asegurado que si Page tenía algún compromiso electoral debería llevarlo a cabo con fondos propios. Así, ha puesto como ejemplo el Plan de Empleo, un plan que nos recuerda mucho al Plan de Choque de Barreda que consistía en pedir dinero a los ayuntamientos, dar trabajo por unos pocos meses a los desempleados y obligar a los consistorios a abonar las nóminas y la Seguridad Social, haciéndoles esperar más de un año para recibir el dinero que, en cualquier caso, cubría solo un 70 % del coste del plan.

Al hilo de esta cuestión, el diputado nacional ha indicado que a todos los castellano-manchegos estamos preocupados por la situación de impasse en la que se encuentra la región con un Gobierno que ni siquiera es capaz de aprobar los presupuestos y que si mueve un dedo es para “colocar a los suyos, destruir, despedir o paralizar”.

Elecciones en Portugal

El diputado nacional ha valorado los resultados de las elecciones generales celebradas ayer mismo en Portugal y ha asegurado que todo parece indicar que “los socialistas portugueses van a actuar con cabeza y no se van a aliar con los antisistema, sino que van a dejar que gobierne la lista más votada, algo que no han hecho los socialistas en esta región, que han incumplido sus propias promesas electorales y se han aliado con los radicales”.

Además, ha subrayado que “no hay seguridad de que el PSOE a nivel nacional vaya a hacer lo que sus compañeros portugueses, con buen criterio, y que no vayan a formar un frente de izquierda radical, o incluso nacionalista, para gobernar”.