Los vecinos de Albendea vuelven a contar con un café-bar con servicio de cocina, un proyecto LEADER gestionado por CEDER Alcarria Conquense
Su promotor ha ampliado su actividad de panadería y bollería artesanal para dar respuesta a una necesidad de la población

Desde la pasada Semana Santa, los vecinos de Albendea cuentan con un establecimiento muy demandado de café-bar con servicio de cocina, inexistente desde hace aproximadamente un año en este municipio. Su promotor, Miguel Ángel Antonio Valbuena, decidió ampliar la actividad de panadería y bollería artesanal que mantiene desde hace varios años en la planta baja de su local en la parte superior de este para dar respuesta a una necesidad de la población.

Para realizar el acondicionamiento y equipamiento ha contado con el respaldo “fundamental” de una ayuda LEADER gestionada por el Grupo de Acción Local (GAL) CEDER Alcarria Conquense, dentro de la Medida 19 del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Castilla La Mancha 2014/2020, financiada por el FEADER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural), la Administración General del estado y la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha.

Valbuena asegura que sin este “empujón” económico para comenzar no se habría embarcado en una inversión tan grande, por lo que anima a otros emprendedores de la zona a solicitar estas subvenciones. A su juicio, aunque los trámites sean muy exhaustivos, merece la pena contar con ese apoyo, sobre todo teniendo en cuenta que no pueden acceder a otras ayudas.

Además de diversificar la actividad que ofrece en una localidad que no cuenta con más establecimientos, el proyecto tendrá también una importante repercusión en el empleo pues no solo fomentará la consolidación de una pequeña empresa gestionada por una persona joven del municipio, sino que asentará tres puestos de trabajo, siendo uno de ellos el del promotor, y creará otros nuevos durante los meses de verano.

Se trata de una actuación adecuada a la Estrategia de Desarrollo de La Alcarria Conquense elaborada por el GAL, cuyos ejes abogan por “fortalecer el tejido productivo y fomentar la iniciativa empresarial, la cultura emprendedora y las nuevas iniciativas y consolidar las existentes, mejorando el entorno económico y social” y por “impulsar el turismo de calidad y el patrimonio cultural y natural” teniendo en cuenta que uno de sus objetivos es “crear empleo y diversificar la actividad económica y fuentes de ingresos del medio rural a través de la creación y mejora de alojamientos turísticos y establecimientos de restauración de calidad, y fomentar otras actividades turísticas y artesanales”. Además, la iniciativa redunda en una mejora y ampliación de los servicios destinados al ocio de la población y, por lo tanto, contribuye a su asentamiento.