El Gobierno de Castilla-La Mancha incorpora a partir de mañana a los 123 interinos despedidos en agosto de 2012, que trabajarán, principalmente, en las áreas de Bienestar Social, Sanidad, Educación y Vivienda para fortalecer la prestación de los Servicios Sociales en la región.