Los empleados públicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha recuperan a partir de mañana, 1 de enero de 2016, la jornada de 35 horas semanales.