Los centros residenciales de atención a personas mayores de la red pública del Gobierno de Castilla-La Mancha recuperarán este año el programa de transporte y la figura del animador sociocultural, “que se habían perdido en los últimos cuatro años”.