La Plataforma de Afectados por la ampliación de la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) de la laguna del Hito (Cuenca) ha presentado estes viernes alegaciones para intentar paralizar esta medida, que impedirá además la construcción del almacén de residuos nucleares (ATC) de Villar de Cañas.


 

En el acto de presentación de las alegaciones, que ha tenido lugar en la Delegación de la Junta de Comunidades en Cuenca, la abogada de la Plataforma, Pilar Martínez, ha calificado de “atropello” la decisión de ampliar la zona de protección de la ZEPA.
La letrada ha afirmado que se ha hecho en “fraude de ley” y con el único objetivo, por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha, de impedir la construcción del almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares.

“Enorme perjuicio”

Según Martínez incrementar de 1.000 a 25.000 hectáreas la figura incluida en la Red Natura supone un “enorme perjuicio” para muchos municipios y sus habitantes, y ha informado que las alegaciones se basan en la vulneración derechos “fundamentales”, como el derecho a la defensa, a la seguridad jurídica, o a la participación de normas medioambientales, ha enumerado.
Por ello, ha reiterado que si las alegaciones son rechazadas no dudarán en acudir al Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) para conseguir la anulación “con posibilidad de recurso de casación ante el Supremo”.
A su vez, el portavoz de la Plataforma, Luis Bilbao, ha lamentado que el Gobierno de Castilla-La Mancha haya recurrido a una “chapuza” para paralizar el ATC, y ha recalcado que esta ampliación no tiene nada que ver con el medio ambiente.
Bilbao ha exigido al Gobierno que preside Emiliano García-Page que “se preocupe de crear puestos de trabajo”, y uno de los empresarios de la zona, Santiago Escobedo, ha criticado la ampliación porque “ha dejado en stand by muchos proyectos” que estaban directa o indirectamente relacionados con el ATC.

El delegado de la Junta dice que es positivo

Por su parte, el delegado de la Junta de Comunidades en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, ha asegurado que la ampliación de este espacio protegido, y con ella el hecho de no construir el ATC será “positivo para la comarca”.
Ha puesto como ejemplo las industrias agroalimentarias, ya que “en un mercado en el que el consumidor es cada vez más exigente, cualquiera de ellas tiene más futuro si está ubicada en una zona protegida que si lo está junto a un cementerio nuclear”.
En una nota de prensa enviada por la Junta de Comunidades, Godoy ha dicho que el Gobierno regional “está trabajando en un Plan específico para esa zona que generará más actividad que la que supuestamente generaría el ATC”.
Asimismo, ha apuntado que la postura del Gobierno de Castilla-La Mancha en torno al ATC “está clara desde hace mucho tiempo”, por lo que “no se ha engañado a nadie”.