De esta manera, el protocolo firmado entre el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, y el General Jefe de la UME, Miguel Alcañiz, posibilita la interconexión de los sistemas informáticos y de seguimiento de emergencias de ambos organismos.

En este documento técnico se establecen las condiciones, compromisos y procedimientos a respetar en el intercambio de información entre las dos redes de tratamiento de información, pertenecientes al Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 112 de Castilla-La Mancha y a la Unidad Militar de Emergencias.

En virtud de este protocolo, el Servicio 112 de Castilla-La Mancha, dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, podrá interconectar su sistema con el de la UME cuando se produzca un incidente y se prevea una evolución desfavorable del mismo, que pudiera desembocar en una emergencia extraordinaria. De esta manera, la UME dispondrá desde el primer momento de todos los datos necesarios para poder actuar, en el caso de que se solicitase su ayuda para abordar dicha emergencia extraordinaria.

Así, se ahonda en el sistema de alerta temprana establecido entre el 112 y la UME, mejorando aún más la capacidad de respuesta ante cualquier emergencia extraordinaria, pues permite a la Unidad Militar preparar con antelación su respuesta, así como los recursos disponibles para hacer frente a la misma.

 

Este protocolo operativo es un paso más en la colaboración del Gobierno de Castilla-La Mancha con este cuerpo del ejército especializado en emergencias.