Así ha reaccionado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, a preguntas de los medios tras un encuentro con el secretario regional de CCOO, José Luis Gil, después de que este martes la Audiencia Nacional condenara a Hernández Moltó y a Ortega por un delito societario de falsedad contable cometido al manipular las cuentas de la entidad, a la pena de dos años de cárcel y a otra de inhabilitación para ejercer cargos de administración o  dirección en el sector financiero durante el tiempo de sus condenas.

No obstante el titular de Hacienda, que ha manifestado que no ha leído la sentencia, ha señalado que la respeta totalmente “porque se ha castigado una mala gestión” aunque ha puntualizado que pone de manifiesto que “no ha habido administración fraudulenta”.

“Esta sentencia, que creo que no es firme, la acato en el sentido de que pone de manifiesto que fueron decisiones que no fueron adecuadas desde el punto de vista de la gestión pero me quedo, con la que está cayendo con algo muy importante, con que ninguno de los dos se ha llevado dinero, por lo tanto es lo que marca la diferencia con respecto a otras crisis de entidades financieras que ha habido en España”, ha aseverado.