El Gobierno de Castilla-La Mancha se volcará para que el 2016 suponga para Cuenca “un punto de inflexión” en materia turística. Así lo ha señalado el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, en su visita hoy al Museo de la Semana Santa de Cuenca, donde se ha mostrado convencido de que las efemérides que confluyen este año “reportarán beneficios desde el punto de vista turístico y de promoción a la ciudad de Cuenca”.

 
Comparte esta noticia: