En concreto, se trata en su conjunto de 42 millones de euros y 1.500 proyectos de inversión para “860 de jóvenes agricultores y el resto para la mejora de explotaciones de agricultores profesionales, que también están apostando por el futuro, como lo está haciendo el sector de la industria cárnica en Toledo y que tienen que ser nuestra bandera, la base de nuestra economía en la región y así lo están demostrando; tanto los agricultores y ganaderos, como el sector de la industria agroalimentaria”.

Martínez Arroyo ha hecho estas declaraciones minutos antes de clausurar la Asamblea de Industrias Cárnicas de Toledo, donde ha recordado que “este verano se amplió el plazo para que los beneficiarios tuvieran tiempo suficiente”. “Hoy podemos decir que todos los jóvenes agricultores de Castilla-La Mancha que han hecho un proyecto de inversión o de incorporación han cobrado ya, antes de que acabe el año, así como el resto de agricultores que ha hecho inversiones en sus explotaciones”, ha afirmado el consejero.

El consejero ha agradecido la acogida de los representantes de la industria de la carne en Toledo y ha destacado la gran calidad de los productos y el enorme esfuerzo de comercialización del sector puesto que, “las empresas han aprovechado las ayudas FOCAL que convocamos hace unos meses y cuyo plazo de recepción de solicitudes acaba de cerrarse con enorme éxito de peticiones, lo que demuestra que el sector está vivo”. En este sentido, ha insistido en que “el sector cárnico de la industria de Toledo es ejemplo de futuro, ya que genera empleo en nuestra tierra, al ser una actividad que no se deslocaliza”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Industrias Cárnicas de la provincia de Toledo, integrada en FEDETO, Miguel España ha reconocido que “en los últimos cuatro años, la anterior consejera no vino” por lo que es “muy de agradecer” la visita del consejero en sus inicios al frente de Agricultura en Castilla-La Mancha.