La Junta de Comunidades va a intensificar a lo largo de este año su campaña de Consumo en cafeterías, cervecerías, bares y restaurantes de toda la región para garantizar el cumplimiento de determinadas leyes en beneficio de los ciudadanos.

El Gobierno regional pone en marcha cada año campañas destinadas a proteger los derechos de los consumidores. Con ese mismo objetivo se celebra hoy el Día del Consumo, una jornada que según recuerda la directora provincial de Sanidad, Margarita Gascueña, “tiene que ser un llamamiento para recordarnos que todos somos consumidores en una u otra medida y como tal tenemos unos derechos y debemos exigir la protección frente a los abusos de los mercados”.

Desde la Consejería de Sanidad se trabaja para garantizar esos derechos de manera puntual ante reclamaciones concretas de ciudadanos y además, con la puesta en marcha de campañas estacionales y genéricas a lo largo del año.

En Guadalajara, en 2016, está previsto que se realicen actuaciones en más de un centenar de establecimientos hosteleros de toda la provincia, según ha anunciado la directora provincial de Sanidad, que ha recordado que “es conveniente que desde la Administración se vele por el cumplimiento de determinadas leyes que redundan en beneficio de los ciudadanos”.

De este modo, independientemente de las campañas puntuales que se vayan poniendo en marcha a lo largo del año, desde Consumo se va a intensificar la vigilancia en este tipo de establecimientos para comprobar que se cumple la normativa referente a control de precios, medidas de comercialización del aceite de oliva, cumplimiento de la Ley Antitabaco y de la prohibición de la venta de alcohol a menores.

Sobre la Ley Antitabaco, desde la Junta se recuerda que además de estar prohibido fumar en los establecimientos públicos, en aquellos establecimientos en los que esté permitida la venta de tabaco debe exponerse en lugar visible carteles que recuerden la prohibición de venta a menores y adviertan sobre los perjuicios para la salud de su consumo.

Asimismo, está prohibido que los menores hagan uso de las máquinas expendedoras y la comercialización o suministro de cigarros en paquetes de menos de 20 unidades. Además, en la entrada de todos los establecimientos públicos debe informarse de la prohibición de fumar en su interior.

Las sanciones por incumplimiento de alguna de estas normas pueden oscilar entre los 30 a los 10.000 euros.

En cuanto a la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas para menores, los servicios de Consumo comprobarán no solo que no se produzca esta venta, sino además, que los establecimientos informen mediante carteles visibles de dicha prohibición. En este caso, el incumplimiento de las normas puede ser sancionado con multas que oscilan entre los 60 a los 600 euros.

Sobre el control de los aceites, existe también una normativa estatal que regula las condiciones que han de cumplirse para poder suministrar aceite en los establecimientos de hostelería y restauración y en los servicios de catering.

La normativa establece, entre otras cuestiones, que los aceites se pondrán a disposición del consumidor en envases etiquetados, provistos de un sistema de apertura que pierda su integridad  tras su primera utilización y de un sistema de protección que impida su reutilización una vez agotado el contenido original. El incumplimiento de esta normativa puede conllevar sanciones que van desde la amonestación por escrito a multas de 5.000 euros.

Respecto a la vigilancia de los precios, desde Consumo se comprobará que los establecimientos cumplen con la obligación de informar a los clientes de forma correcta sobre sus precios.

Junto a estos aspectos, se comprobará el cumplimiento de la legislación higiénico-sanitaria y de manipulación de alimentos.cañas