El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha anunciado que “los proyectos que presenten las cooperativas que hagan un esfuerzo de integración, o que sean el resultado de una fusión comercial, van a tener en la próxima línea FOCAL que va a convocar el Gobierno, hasta un 50% de subvención”. Como ha indicado “el Gobierno regional considera que es la mejor manera de ayudar al sector agroalimentario de Castilla-La Mancha”.

Martínez Arroyo ha realizado estas declaraciones durante el acto de clausura de la Jornada de Directivos de Cooperativas Agroalimentarias (DIRCOP) celebrada en Alcázar de San Juan, organizada por la Fundación Caja Rural de Castilla-La Mancha.

El responsable de Agricultura ha elogiado este tipo de jornadas que apuestan por la profesionalización en la toma de decisiones de los directivos de las cooperativas que han realizado “importantes esfuerzos en los últimos años y que se están traduciendo en resultados positivos, ya que cada vez llegan más lejos, cada vez lo hacen mejor y cada vez tienen más fuerza”. En este sentido, el consejero ha argumentado que esto se debe a que “los cuadros directivos e intermedios de las cooperativas pequeñas, medianas y grandes se han profesionalizado en los últimos años”.

Además, el titular de Agricultura ha puesto en valor la apuesta de Caja Rural de Castilla-La Mancha por el sector agroalimentario, por la agricultura y la ganadería de nuestra tierra, “sectores que son la base de la economía de Castilla-La Mancha”. Particularmente, “en las cooperativas tenemos que dar más pasos en la dirección adecuada” y ésta es únicamente “aquella que está enfocada al mercado”. “Hay que producir aquello que los consumidores demandan y hay que hacerlo bien y mejor que otros para poder venderlo mejor y generar más renta” ha manifestado. Y, esto se puede hacer, “a través del esfuerzo en la integración comercial de las empresas. Un esfuerzo que tenemos que hacer ya, no hay más tiempo”, ha insistido.

D.O. Valdepeñas

En otro orden de cosas, a preguntas de los periodistas respecto al proceso electoral de los órganos de decisión de la Interprofesional de la Denominación de Origen de Valdepeñas, Martínez Arroyo ha manifestado que va a trabajar decididamente, junto al equipo de la Consejería, “en resolver los conflictos que sucedan en la Denominación de Origen”. Pero, ha aclarado que desde la Administración mantienen “una hoja de ruta muy clara”, que las dos partes viticultores y bodegas lo saben y se está cumpliendo, a pesar de los últimos desencuentros. “Yo estoy convencido de que en los próximos días vamos a tener un pliego de condiciones para la D.O. Valdepeñas moderno, actual y bueno para todos, para que permita a la denominación de origen funcionar”, ha afirmado.

El titular de Agricultura de Castilla-La Mancha se ha propuesto ir más allá del papel mediador entre productores y bodegueros desde el primer día que tomó posesión. Y ha reiterado el compromiso del Gobierno regional porque es “una denominación de origen muy importante, probablemente la más conocida y no nos podemos permitir el lujo de perderla”. “Tenemos que trabajar entre todos para aportar valor añadido a los productos que se venden con ese sello”, ha concluido.DSC_6732