Ruiz Molina ha informado hoy en rueda de prensa de la ratificación por parte del Consejo de Gobierno del acuerdo alcanzado hace un par de semanas entre la Administración autonómica y los sindicatos CCOO, UGT y FSES (ANPE y SATSE) para mejorar a lo largo de la legislatura las condiciones retributivas y laborales de los empleados públicos.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado, en relación con este acuerdo, que fue alcanzado por una mayoría del 58%, ya que los representantes de los trabajadores se mostraron comprensivos con que parte del margen presupuestario con el que cuenta el Gobierno se destine a financiar los planes extraordinarios de empleo, que son absolutamente de primera necesidad, para las personas que están en situación de desempleo.  

Al paquete de derechos que recuperan los empleados públicos gracias a este acuerdo con los sindicatos, hay que sumar los que ya fueron adoptados en el ejercicio 2015, como la devolución de un 25% de la paga extra en el mes de octubre o la recuperación de la jornada de 35 horas semanales.

Esto demuestra, ha indicado Ruiz Molina, que en estos primeros meses del Gobierno de Emiliano García-Page se va a “un ritmo muy elevado” en cuanto al cumplimiento de “los compromisos que hemos adquirido”, que son fundamentales para recuperar los niveles de calidad en la prestación de los servicios públicos” y que “han sido uno de los mayores perjudicados por las políticas de recorte del anterior Ejecutivo”.

Además, ha afirmado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, se continuará negociando con los sindicatos para seguir avanzando en “la mejora de las condiciones de trabajo” de los empleados públicos. También se incrementará el empleo público con la contratación de 1.755 personas este año y la convocatoria de una oferta de empleo público de 6.600 plazas.

El acuerdo que hoy ha ratificado el Consejo de Gobierno recoge el incremento general de las retribuciones en el 1%, que es el porcentaje máximo autorizado por la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2016.

Asimismo, supondrá la devolución del 50% restante de la paga extra que suprimió el Gobierno de Mariano Rajoy en diciembre de 2012, de la que un 25% se abonará inmediatamente después de la aprobación de los presupuestos de la región y el otro 25% en el mes de octubre, “siempre y cuando la situación presupuestaria lo permita”. En caso de que las disponibilidades presupuestarias no lo permitan, este último 25% se abonará en todo caso en enero de 2017.

El acuerdo con los sindicatos también recoge la recuperación de la llamada ‘tasa Cospedal’, es decir, la reducción de un 3% de sueldo que se les hizo únicamente a los funcionarios de esta Comunidad Autónoma. Se establece que se abonará un 1,5% en el año 2017, tomando como referencia las retribuciones a 31 de diciembre de 2016; otro 1,5% en el año 2018, sobre las retribuciones que estén vigentes a 31 de diciembre de 2017, y “se añade un 0,5% adicional en 2019, en este caso sobre las retribuciones de 2018”, para “acomodar la pretensión de los representantes de los trabajadores con la devolución asumible presupuestariamente por parte de la Junta”.

También se recuperan los días de permiso por asuntos particulares y los días adicionales de vacaciones por antigüedad, así como los días de ausencia por enfermedad o accidente sin baja médica.

“Este acuerdo es coherente con el proyecto de Presupuestos, que  no dejan de ser sino la primera anualidad de un plan ambicioso de recuperación económica y social y, por tanto, en relación con las retribuciones de los funcionarios, empezamos este año a recuperar derechos de carácter económico y se van a ir culminando a lo largo de la legislatura”, ha enfatizado Ruiz Molina.

Recuperación de la jornada de 35 horas semanales de los empleados públicos

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas también se ha referido al procedimiento iniciado por el Gobierno en funciones de Rajoy al objeto de presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley aprobada en las Cortes de Castilla-La Mancha por la que se establece la recuperación de la jornada laboral de 35 horas semanales para los empleados públicos y la ampliación de la edad de jubilación del personal funcionario y estatutario de la Junta de Comunidades.

Ruiz Molina ha manifestado que “nunca había visto tanta agilidad y eficiencia en un Gobierno en funciones como el de Mariano Rajoy”, ya que después de que el Ejecutivo regional les confirmara el pasado viernes su disposición a acudir a la Comisión Bilateral Administración General del Estado – Castilla-La Mancha para tratar este asunto, ayer lunes les hizo llegar el acuerdo para “iniciar negociaciones para resolver las discrepancias suscitadas”.

En este sentido, ha resaltado que el Gobierno regional está “totalmente dispuesto” a reunirse con la Administración General de Estado, aunque ha criticado la “agilidad” de un Gobierno en funciones que no se sabe si cuando se reúna la Comisión Bilateral de Cooperación estará en activo o ya estará retirado.

 

Dada la “velocidad” con la que se está desarrollando este asunto, que afecta a más de 68.000 empleados públicos de la región, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha indicado que, ya que la fecha de la reunión depende del Ministerio de Hacienda y Administraciones Pública es posible que la convocatoria se haga “de manera inmediata”.