Foto Pleno Diputacion 5 septiembre 2016La Diputación Provincial de Guadalajara ha aprobado pedir al Gobierno regional la adquisición de un nuevo equipo de resonancia magnética de alto campo para el Hospital Universitario de Guadalajara, adecuando los recusos existentes a las dotaciones recomendadas en función de la población. Además, se insta a la Junta de Comunidades a que también proceda cuanto antes a actualizar el equipo existente de Resonancia Magnética para poder ofrecer a los pacientes la mejor tecnología posible y un mejor aprovechamiento de los recursos, consiguiendo disminuir considerablemente las derivaciones masivas a la sanidad privada que se vienen realizando por parte del Gobierno regional.

Se trata de una propuesta que ha sido presentada por el Grupo Popular en la Diputación y que ha sido apoyada por los grupos políticos de Ciudadanos y Ahora Guadalajara, pero votada en contra por el Grupo Socialista. De esta forma, el Grupo Socialista se ha negado a apoyar esta propuesta cuyo contenido incluye algo fundamental para adecuar el material necesario a los mínimos sanitarios establecidos. Pese a que la portavoz popular, Ana Guarinos, ha instado al PSOE a que “no demore más esta situación y apoye la propuesta”, su voto ha sido negativo.

Guarinos ha recordado que el Partido Popular presentó en las Cortes de Castilla-La Mancha una enmienda a los presupuestos de la Junta de Comunidades del presente ejercicio para la modificación de la Sección 61, SESCAM, en la que se solicitaba la adquisición de tres nuevos equipos de Resonancia Magnética para los hospitales de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara. Dicha enmieda no contó con el apoyo del resto de grupos políticos, ni del Grupo Parlamentario Socialista ni de Podemos, por lo que no salió adelante.

En este sentido, en el Pleno de las Cortes Regionales del 21 de abril, se dejó constancia de la necesidad de la adquisición de dichos equipos, sin embargo a día de hoy no han sido adquiridos. En el Consejo de Gobierno de la Junta de 27 de julio se aprobó una inversión para la actualización de estos equipos existentes, entre otros, para el Hospital de Guadalajara.

“Si desde el Gobierno regional no se invierte en nuevos equipos de resonancia magnética y se arreglan exclusivamente los existentes, se seguirán produciendo derivaciones masivas a la sanidad privada”, ha advertido Guarinos, señalando que “se seguirán gastando 2,5 millones de euros en estas derivaciones”. Pero si, por el contrario, “se adquieren los nuevos, además de arreglar los existentes, se atenderá a más pacientes y se reducirán las derivaciones a la sanidad privada y el coste que estas suponen”. Además, ha incidido, “la actualización no supone la atención a más pacientes, por lo que el número de pacientes atendidos sería el mismo que el de ahora; pero con la adquisición de un equipo se atendería a más pacientes y se evitaría incrementar gastos y derivaciones a la sanidad privada”.