Gracias a la iniciativa de la Diputación Provincial de Guadalajara hace ahora cuatro años, los montes de la provincia han vuelto a tener resineros; un oficio tan ligado a nuestra tierra que, lamentablemente, había desaparecido. “Desde el área de Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la Diputación detectamos un nicho de mercado que podía generar puestos de trabajo, pero faltaba ese impulso para dar a conocer el oficio a las nuevas generaciones y también la formación adecuada para desempeñar este duro pero bonito trabajo”.

 
Comparte esta noticia: