La Diputación Provincial de Guadalajara ha dado solución al desprendimiento de varias rocas en la localidad de Somolinos provocada por las tormentas del pasado viernes. Como consecuencia del temporal, una roca de unos 7.000 kilos había quedado colocada en la pared de manera inestable con el correspondiente riesgo que además conllevaba la caída de otras rocas.

 
Comparte esta noticia: